Ruiz de Lopera podría volver a ser presidente del club en semanas o incluso vender sus acciones si quisiera. EFE



La Sala I de la Audiencia Provincial de Sevilla ha levantado con fecha efectiva de 31 de julio, las medidas cautelares que pesan sobre las acciones de Manuel Ruiz de Lopera, propietario de más del 50 por ciento de los títulos del Betis. Con esta decisión la Audiencia devuelve al empresario sevillano el control del club del que fue apartado por las medidas cautelares que la juez Mercedes Alaya le impuso y que ahora son anuladas.

Pueden quedar varios años para su resolución
Según el auto de la Audiencia el proceso penal contra Lopera aún puede tardar «varios años» en resolverse, por lo que el mantenimiento de las medidas cautelares «resultaría desproporcionado», ya que se prolongan desde el 16 de julio de 2010, cuando fueron dictadas por la instructora de dicho proceso por un presunto delito societario.

Lopera podría incluso vender sus acciones
Esta resolución permite a Lopera disponer de sus acciones e incluso venderlas, aunque por el momento se encuentran embargadas por no haber hecho frente a una fianza de 25 millones de euros interpuesta por la juez instructora, Mercedes Alaya, por lo que su enajenación resultaría ahora mismo imposible.

Acceder a la presidencia del club
La Audiencia ha dispuesto también «alzar la medida cautelar de inhabilitación» que pesaba sobre Ruiz de Lopera «para el ejercicio de las funciones de consejero o cualquier otro cargo de representación del Real Betis Balompié». De este modo, Manuel Ruiz de Lopera podrá regresar dentro de tres semanas a ser el máximo responsable un club que dirigió, indistintamente como presidente o como consejero delegado, entre 1992 y 2010.

La propiedad de más de la mitad de las acciones de Lopera que han sido objeto de este auto se dirime en un proceso paralelo que se ve en un juzgado de lo Mercantil, ya que un grupo de accionistas formalizó una denuncia por entender que habían sido adquiridas de forma ilícita.