La Asociación de la Prensa de Sevilla (APS) ha reaccionado rápidamente al conflicto abierto por uno periodista sevillano que justificó dar una "guantá" a una mujer si se tienen "dos copas"en Nochevieja.

Condena de "inadmisibles" afirmaciones
La APS ha condenado las declaraciones machistas expresadas y ha considerado inadmisibles las afirmaciones del periodista Javier Mérida, miembro de la asociación, en las que justifica la agresión y la violencia de un hombre hacia una mujer.

No se justifica por el "carácter distendido" de la tertulia
Para la APS el carácter distendido de este programa jamás puede ser excusa para que se utilicen expresiones que inciten a ningún tipo de violencia. Añade en su nota de prensa que "además, en esta ocasión, se equipara violencia con infidelidad, algo aún más intolerable". Mantiene el colectivo de periodistas que afirmaciones que "no tienen justificación en boca de ningún ciudadano, porque frivolizan la violencia, y que son aún más inaceptables en el trabajo de un periodista, ya que utilizamos medios de comunicación que sirven de altavoz en la sociedad".

Expediente disciplinario
La junta directiva de la Asociación de la Prensa de Sevilla insiste en el rechazo al comportamiento antiprofesional de su compañero Javier Mérida al justificar la violencia de género, además, en un caso evidente y bien conocido. La APS ha mantenido contactos con Javier Mérida y tras ello le ha abierto un expediente disciplinario.

El periodista pide disculpas
Javier Mérida ha enviado tras conocer la decisión de la asociación de la Prensa de Sevilla la siguiente nota de prensa:
"Tras el comunicado de la APS, a la que pertenezco, solo quiero hacer pública mi disculpa con la sociedad. Mi única defensa, y tibia, es que en el calor de una tertulia, y con voces entrecortadas al no estar todos en la misma sala, a veces no se piensa lo que se dice, y luego no hay tiempo de matizar ni de rectificar. Pero, insisto, es tan vaga esa aclaración que solo resta insistir en mis disculpas más sinceras. No volverá a ocurrir. Mi perdón más arrepentido".