Parece que organizar un entierro con claro tono de apología del fascismo y del franquismo no solo no es delito, sino que sale gratis. Algo totalmente impensable en Alemania si exaltara a Hitler o en Italia en caso de que los siniestros protagonistas fueran Mussolini o sus camisas negras. La Fiscalía de Málaga ha decidido archivar la denuncia que se presentó por los cánticos, exhibición de símbolos falangistas y franquistas, con entonación del ‘Cara al Sol’ incluido, acaecidos en Nerja durante el funeral del exministro franquista José Utrera Molina el mes pasado.

Contrario a la Ley de Memoria de Andalucía
La denuncia fue presentada por la formación Podemos argumentando que se había producido un claro delito de odio al finalizar el funeral, en zona pública y en la calle junto a la iglesia. La Fiscalía no observa este supuesto y mantiene que los hechos no son constitutivos de delito de odio. En todo caso si deja abierta la puerta a que se hubiera vulnerado la Ley de Memoria Democrática de Andalucía por lo que acuerda deducir testimonio.

La familia reconoció su organización

En la ampliación a la denuncia inicial Podemos Andalucía criticaba que en el funeral hubo individuos con el uniforme falangista, se realizaron saludos fascistas, así como cánticos y gritos de apoyo a dicha ideología. Transmitieron a la entonces consejera de Cultura del Gobierno andaluz, Rosa Aguilar, que los hijos de Utrera Molina, en una carta remitida a la consejera de Cultura del Gobierno andaluz, Rosa Aguilar, "no solo se vanaglorian de lo sucedido, con expresa humillación pública a las víctimas y familiares del franquismo, sino que se asumen que fueron ellos los responsables de que dichos actos sucedieran".

[[{"fid":"44234","view_mode":"default","fields":{},"type":"media","attributes":{"alt":"Utrera y Franco. Portada del libro \\\"Sin cambiar de bandera\\\" de Utrera Molina.jpg","class":"img-responsive media-element file-default"}}]]

Claro delito: actos en la calle y difundidos en Internet
En la Ley de Memoria Democrática de Andalucía se especifica claramente que las administraciones deberá "prevenir" y "evitar" actos en público de humillación de las víctimas o de sus familiares, exaltación del golpe militar o del franquismo. También advierte de la ilegalidad de homenajes a quienes apoyaron el golpe militar y la dictadura. Un dato importante de la denuncia de Podemos es la advertencia de que los actos fueron ejecutados en la calle grabándose imágenes y vídeos que posteriormente, que se difundieron a través de las Redes Sociales e Internet.