El consejero de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Emilio de Llera, considera "criminal y abusiva" la situación que se vive en la frontera de Ceuta y ha exigido responsabilidades políticas por la reciente muerte de quince inmigrantes cuando intentaban llegar a nado a la ciudad autónoma.

Respeto a los derechos humanos
De Llera, que ha presidido hoy en Sevilla el Foro Andaluz de la Inmigración, ha señalado que el control y la defensa de las fronteras debe hacerse "desde la garantía y la protección" del ordenamiento jurídico y respetando los derechos humanos.



La Guardia Civil hace lo que se le ordena
El consejero, que es responsable de la coordinación de las políticas migratorias del Gobierno andaluz, ha defendido la labor de los agentes de la Guardia Civil que, a su juicio, "es un cuerpo disciplinado que hace lo que se le ordena", por lo que ha pedido "responsabilidades políticas a las personas que dieron la orden para que actuaran de esa forma".

Alerta de posibles devoluciones de inmigrantes
Ha indicado que la devolución de los inmigrantes no puede seguir haciéndose de forma colectiva y sin tener en cuenta la situación individual de cada persona y ha alertado sobre las posibles devoluciones que se hayan de realizar de refugiados o personas con derecho a solicitar asilo.

Cooperación y ayuda
Ha añadido que estos hechos constatan el "fracaso" de las políticas europeas en materia de inmigración, "que no pueden sustentarse tan solo en el control de sus fronteras", sino que en su opinión "ha de conjugarse con la cooperación y ayuda a los países emisores y, por encima de todo, con el respeto más escrupuloso por los derechos humanos y la dignidad de las personas".