En la Santa Sede no deben de parar de sorprenderse por los affaires en torno al Arzobispo granadino y el grado de rechazo y crispación con Javier Martínez por parte de su feligresía. Tanto que ya se anuncia una visita de un mandatario papal a la diócesis para conocer in situ su situación. Tras el escándalo de los supuestos curas pederastas Javier Martínez quedó muy tocado pero aun puede ir más lejos el deterioro del prelado y su cuestionamiento.

Escriben carta al Papa
Desde hace tiempo sacerdotes y laicos de Granada están enviando a la Santa Sede, a la atención del Papa Francisco, numerosas cartas en la que solicitan por un lado una visita apostólica a Granada, el cese de Javier Martínez y que se inicie una investigación de las cuentas de la Diócesis.

Auditar las cuentas
Las cartas piden a la Santa Sede una investigación para conocer el estado real de la contabilidad de la diócesis. Al mismo tiempo visita se solicita que el Papa orden la realización de una visita que audite dichas cuentas de la diócesis. También se aprovrcha la misivas para pedir el cese de Martinez.

Un escándalo de 40 millones de euros de deuda
Según informa Religiondigital "Roma también ha recibido diversos informes sobre la situación económica de la diócesis y su endeudamiento, que podría alcanzar los 40 millones de euros". El contenido de estas cartas es muy duro ya que hablan de "despilfarro, gastos innecesarios y sin control, sueldos elevadísimos a colaboradores de confianza del Arzobispo (todos de Comunión y Liberación), realización de construcciones injustificadas y sin utilidad, gastos de viajes del Arzobispo desorbitados (el último año, sólo en viajes, 20.000 euros)".

Falta de colaboración con la Justicia
Al mismo tiempo se agrava la permanencia en el sillón arzobispal de Martínez ya que de muevo arrecian las críticas, y en las cartas también se expresa este hecho, por la supuesta “falta de colaboración" con la justicia y la policía en el caso de los abusos sexuales en Granada. Denuncian el "incumplimiento de las normas de la Santa Sede sobre pedofilia". "Vuestra Santidad ha tenido que intervenir personalmente para que se prestara atención y se agilizara la denuncia formulada por un joven", afirman en sus misivas a la Santa Sede curas y laicos granadinos

"Errático, irascible, déspota, autoritario..."
"En las cartas se denuncia "el comportamiento errático del Sr. Arzobispo" cuya conducta es calificada de "irascible, despótica, autoritaria y contradictoria". En la misma, se habla de la "quiebra" de la diócesis "desde la llegada de monseñor Javier Martínez", una situación que se ha visto "agravada en los últimos meses por varios casos de abusos sexuales, y que escandalizan a la buena gente de esta capital".