Durante hoy y mañana Susana Díaz va a reunirse con los cuatro grupos de la oposición en el Parlamento andaluz con el objetivo de negociar su apoyo en la investidura. Será la cuarta reunión después de 80 días desde que se celebraron las elecciones; las primeras con ella encabezando la delegación socialista y la última si no se llegan a acuerdos. Si de esta ronda de negociación no surge el acuerdo no se celebrarán más reuniones y se esperará al día cinco de julio para convocar nuevas elecciones autonómicas.

Conocer las posiciones antes de votar ayuntamientos
El PSOE andaluz y la propia Susana Díaz tienen especial interés en que esta situación se aclare en cualquier sentido, antes del sábado próximo, día en que se constituyen los nuevos ayuntamientos. Son muchas las alianzas municipales que se están tejiendo y los socialistas quieren saber antes que posición adoptan las formaciones de oposición ante la investidura.

Guiños y mensajes
Por ello el viernes pasado Susana Díaz, por sorpresa, convocó un nuevo turno de reuniones con los grupos del que deberán salir una conclusión: o sí a la investidura o elecciones. También anunciaba una entrevista en Canal Sur Radio que se ha celebrado esta mañana a las 8,30. En esta comparecencia informativa Díaz ha desgranado las claves de la situación y ha enviado mensajes, y algún guiño, a Ciudadanos y a Podemos. Del PP no espera nada a pesar de que se reunirá en breves horas con su presidente regional, Juan Manuel Moreno Bonilla.

Me "dejaré la piel hasta el final, si no decidirán los andaluces"
La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha asegurado hoy que se va a "dejar la piel hasta el final" para alcanzar un acuerdo que facilite su investidura y, si no fuera posible, serán los andaluces los que "decidirán libremente" en unas nuevas elecciones autonómicas. Ha manifestado también que cree que "no debe haber problema si los partidos ponen por encima los intereses de Andalucía".

Sobre Chaves y Griñán
En un claro mensaje a Ciudadanos que es quien parece más abierto a facilitar la investidura, la candidata socialista ha asegurado, tras recordar que el Tribunal Supremo se pronunciará en las próximas semanas, que los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán tendrán que dejar sus escaños en el Congreso y el Senado, respectivamente, si tras dicho pronunciamiento "continúan en la fase de imputación". "No va a haber ningún tipo de excepción, aquellas personas que permanezcan en esa fase de imputación tendrán que abandonar su escaño", ha recalcado".

Ciudadanos podría votar a favor
Parece que Ciudadanos en los últimos días ha virado de opinión y estaría dispuesto al voto a favor en la investidura si Susana Díaz firma un documento por la regeneración democrática con algún cambio sobre el inicialmente presentado. Los socialistas estuvieron a punto de firmarlo anteriormente pero a última hora C's exigió que Chaves firmara su renuncia al escaño si era imputado. Ahora las exigencias han cambiado y se aceptaría que Díaz solo firme que demandará de Chaves y Griñán la dimisión. Este cambio de condiciones parece que si permitirá la firma y con ello el voto "si" de los nueve diputados de C’s, como lo que la socialista saldrá investida con mayoría absoluta.

Advertencias a Podemos
En la entrevista Díaz ha dicho no comprender que las exigencias que a ella le hace Podemos en Andalucía, no son ni de lejos las que la formación de Pablo Iglesias formulan en otros sitios de España como es el caso de Madrid. "Lo que no puede ser es que las líneas rojas para Andalucía estén a ras del suelo en otros territorios". En ese sentido también le ha enviado un mensaje a Teresa Rodríguez. Por un lado ha mostrado su disposición a reunirse con los bancos para abordar el tema de los desahucios. En ese sentido ha recordado la Ley Antidesahucios que está suspendida por el Constitucional por iniciativa del PP. Pero tras el guiño a Podemos, una advertencia: La alcaldía para Podemos en Cádiz no está garantizada ni mucho menos. "Veremos lo mejor para los gaditanos", ha dicho, dejando en la duda el apoyo o no al candidato de Podemos en Cádiz y pareja de Rodríguez.

Al PP: "No seré presidenta por ser la lista más votada, sino porque no hay mayoría alternativa"
Para el PP también Susana Díaz ha tenido alusiones. Ha advertido que "no pretende ser presidenta por ser la lista más votada, sino porque no hay mayoría alternativa". Aquí va implícito el rechazo a la tesis del PP de que hay que dejar gobernar en los ayuntamientos a las listas más votadas, algo que por cierto incumplen los populares en el propio Parlamento andaluz y en ayuntamientos como La Línea de la Concepción y otros. En definitiva le ha dicho Díaz a Moreno Bonilla que "no" a alcaldías importantes como Sevilla, Córdoba, Jerez o Marbella.