Ayer fue un día de fuerte angustia centenares de modestas familias malagueñas que al acudir a su oficina bancaria comprobaron, en algunos casos casi sin creérselo, que sus cuentas estaban sin saldo e intervenidas por un orden embargo procedentes del Ayuntamiento de Málaga. Numerosos afectados por este golpe de codicia del ayuntamiento del PP acudían a las oficinas del ente encargado de la recaudación municipal (Gestrisam) para pedir explicaciones e intentar solventar, sin lograrlo finalmente, el problema generado a unas de por sí maltrechas economías familiares.

Un "corralito" made in Málaga
Se trata de un bloqueo de cuentas bancarias que bien podríamos denominar como un "corralito" made in Málaga que, proveniente del ayuntamiento de la capital más importante regida por el PP, conformó en pocas horas. Aproximadamente han sido una quinientas familias las afectadas y que se vieron sorprendidas por el embargo de sus cuentas bancarias. Se da la penosa y triste circunstancia de que la mayoría de las personas a las que se les ha dejado inutilizadas sus cuentas están en situación de precariedad económica. Pensiones, subsidio de paro, ayudas y prestaciones, han sido objeto de la avaricia del recaudador municipal como si de la Edad Media se tratara. Este hecho ha causado gran extrañeza pues la legislación vigente ampara en la figura de "inembargables" aquellas cantidades que se reciben que no estén por encima del salario mínimo interprofesional, aproximadamente unos 650 euros.

Deudas del periodo más duro de la crisis económica
La empresa pública Gestrisam remitió a las entidades bancarias una remesa de 14.200 notificaciones con orden de cobro de casi 16 millones de euros para el cobro de impuestos y multas no abonadas y con una vigencia de hasta cinco años desde que surtieron efecto. Cinco años, cinco anualidades que coinciden con una crisis económica sin precedentes que sufren al igual que el resto de los españoles, los ciudadanos malagueños.



Si hay saldo se cobra y si no se bloquea la cuenta
La lluvia de críticas ciudadanas y de partidos políticos ha obligado al ayuntamiento a reaccionar aunque puede que la respuesta halla irritado más los ánimos de los afectados. Y es que según este ente no conocen si los saldos de las cuentas provienen de subsidios o ayudas y prestaciones sociales. Por tanto las oficinas bancarias también lo ignoran y no se aplica la ley en relación a la inembargabilidad de estas cuentas. Por tanto el banco si detecta que hay saldo lo embarga y si no lo hay bloquea la cuenta. Argumentaban también desde el ayuntamiento que según se acreditase la mala situación económica las cuentas serían liberadas y desbloqueada así como se levantarán el embargo de quien reciba prestaciones o subsisdios. La pregunta es que a quien la cantidad embargada era la que escasamente le posibilitaría comer este mes ¿que le ocurrirá?.

Por deuda de 80 euros se retienen 400 euros de la prestación
Con el gasto extra de inicio del curso escolar la situación se hace más crítica para muchas de esas familiar. Según recogían algunos medios provinciales, numerosos vecinos afectados se quejaban además del procedimiento utilizado. Algunos alegaban que llevando varios años en paro, con riesgo de perder su casa y de ser desahuciados, como iban a hacer frente a tributos, multas de tráfico o sanciones. También hay casos de personas que por una deuda de 80 euros se les ha retenido los 400 euros de su prestación.

Piden dimisión del gerente de Gestrisam
Ante ello la portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Málaga, María Gámez, ha anunciado una moción que el PSOE volverá a llevar a la próxima Comisión de Hacienda para que el consistorio no vuelva a embargar las cuentas de aquellas familias con necesidades económicas, petición que ya realizaron en noviembre de 2011, a lo que añaden ahora la petición de cese al gerente de Gestrisam- También solicita que el ayuntamiento no proceda al embargo de la cuenta corriente del contribuyente, cuando tenga conocimiento de que la única imposición existente en la cuenta corriente trabada corresponde a una pensión u otra prestación con importe inferior al SMI.

Para IU los embargos a familias pobres muestran el ´afán recaudatorio del equipo de gobierno´
También el grupo municipal de "Málaga para la gente" va a reclamar responsabilidades al equipo de gobierno. El concejal de IU, Eduardo Zorrilla, portavoz de la coalición “Málaga para la gente”, ha denunciado que estos embargos son "inmorales e ilegales" y ha achacado los mismos al ´afán recaudatorio del equipo de gobierno´, además ha criticado que no es la primera vez que esto ocurre, puesto que el grupo municipal de IU ya denunció con anterioridad casos como este, como la de una pensionista de 74 años a la que Gestrisam le embargó la cuenta por el impago del impuesto de circulación de un vehículo pese a que cobraba menos de 600 euros al mes, dejándola sin recursos para su supervivencia.



Práctica anteriormente denunciada
or este motivo, el grupo municipal de "Málaga para la gente" reclamará responsabilidades al equipo de gobierno por los embargos de cuentas a parados o pensionistas por deudas con el Ayuntamiento" y que se deje de embargar a personas sin recursos cuya retribución sea inferior al Salario Mínimo Profesional (645 euros al mes), una práctica que ya ha sido denunciada por cientos de casos en la capital". Para Zorrilla "no se puede embargar la cuenta a personas que ni siquiera pueden llegar a fin de mes dejándoles sin recursos para subsistir, es inmoral".