Sociedad
Plaza de la Virgen de Valencia - Wikipedia
Plaza de la Virgen de Valencia
|
Fuente
:
Wikipedia
Inmatriculaciones

Un 'negocio' de lo más rentable: la Iglesia aumenta su patrimonio inmobiliario en Valencia en 238 millones en sólo 10 años

Los obispos han inscrito a su nombre 99 edificios

3K
Lun, 12 Sep 2016

La catedral de Málaga o la mezquita de Córdoba han sido algunas de las inmatriculaciones (inscripción por primera vez a su nombre) que ha realizado la Iglesia Católica en España, pero no son las única.

Sólo en la Comunidad valenciana, la Iglesia ha aumentado su patrimonio inmobiliario en 238 millones de euros, un incremento del 38,5% gracias a colocar 99 nuevos inmuebles a su nombre, muchos de ellos situados en zonas céntricas o monumentales y siendo edificios de alto valor histórico o cultural, lo que hace que se revaloricen, según datos del Catastro recogidos por el diario Levante.

Las propiedades valencianas

En total, la Iglesia Católica tiene en Valencia 2.419 bienes inmuebles por un valor catastral de más de 618 millones de euros, los cuales están exentos de pagar impuestos. Entre ellos se encuentran las ermitas de la Muntanyeta (Alberic) y la de la Virgen del Lluch (Alzira), además de la Fortaleza de Xàbia, todos ellos inmatriculados en los últimos años.

En el caso de la Basílica de la Virgen de Valencia, su paso a manos de la Iglesia Católica no fue por inmatriculación, ya que era propiedad de la Archicofradía de la Virgen, entidad civil que decidió en 2013 ceder el templo más importante de la ciudad valenciana a Arzobispado sin nada a cambio.

Origen de las inmatriculaciones

La discreta práctica de inscribir propiedades a nombre de la Iglesia Católica en España se trata de un derecho pensado para un estado confesional y creado en 1946 de forma legal por la antigua Ley Hipotecaria.

Desde entonces, los obispos podían, como si fuesen funcionarios públicos, emitir certificaciones de dominio, inmatricular, sobre bienes inmuebles, sin tener que hacerlo público ni pagar el impuesto de transmisión patrimonial.

El boom se produjo a partir de 1998, bajo el Gobierno de José María Aznar, cuando se modificó la Ley y el Reglamento Hipotecario, suprimiendo su artículo cinco que impedía realizar esta inmatriculación con edificios de culto, iglesias, catedrales o remitas.

Este privilegio estuvo presenta hasta el año pasado, cuando se volvió a reformar la Ley Hipotecaria y del Catastro, eliminado la posibilidad de inmatriculaciones por parte de la Iglesia. La reforma, con los votos a favor de PP, UPN y UPyD, no tuvo el apoyo del PSOE por no recoger un listado detallado de todas las inmatriculaciones realizadas hasta el momento.