Política

La Iglesia presiona al Gobierno para tener su propia TDT gratis

Medios gubernamentales subrayan a ELPLURAL.COM que es una “presión burda” e “intolerable” utilizando COPE como arma arrojadiza

0
Lun, 11 Jun 2012

Entre ellas, la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, la secretaria de Estado para la Comunicación, Carmen Martínez Castro, el ministro de Industria, José Manuel Soria, y el de Interior -y también miembro del Opus Dei-, Jorge Fernández Díaz.

Inquilinos de Unedisa
En la actualidad 13TV emite a través de un canal propiedad de Unedisa, la editora de El Mundo, por el que pagó el primer año la friolera de 5,5 millones de euros aunque se ha renegociado a la baja y ahora está en 1,5 millones de euros.

Pero el objetivo de la Conferencia Episcopal ha sido siempre contar con un canal nacional desde que “evangelizar” sin perder dinero.

Una aventura gratuita
“Lo que los obispos tienen claro es que la aventura televisiva (ya fracasaron en Popular TV) no les puede costar dinero  y tampoco crear problemas de ningún tipo”, subraya una fuentes de COPE que conoce perfectamente las intenciones de los jerarcas católicos y de sus empleados mediáticos.

Esta operación ya fue denunciada hace más de siete meses por ELPLURAL.COM cuando el PP todavía estaba en la oposición y a punto de formar gobierno.

Optimismo
Las mismas fuentes apuntan que hay “optimismo” de cara a que el Gobierno conceda a la Iglesia un canal del bucle de TVE pese a que el Ejecutivo se había comprometido con los operadores a  cerrar canales.

“Hay un sector dentro del PP que no quiere mezclarse en negocios con los obispos pero saben que estos  tienen un instrumento de presión importante que es COPE, aunque ha decaído muchos y su potencia no es la de antaño. Es la cuarta cadena en el ranking, pero continúa teniendo oyentes del PP ”.

Cospedal, en contra
Entre las dirigentes del PP que no ve con buenos ojos aceptar el chantaje de los obispos está la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, pero también hay otros ministros en desacuerdo con que se conceda ningún tipo de ventaja o favoritismo con la Iglesia.

“El PP es un partido laico y ya está bien de que siempre una minoría de ultracatólicos imponga su voluntad”, aseguran a ELPLURAL.COM fuentes gubernamentales que subrayan que esa “presión es un tanto burda” y que se utiliza la cadena de emisoras como “arma arrojadiza”.

También Rouco Varela aprovecha cualquier acercamiento para recordar el interés de la Iglesia en esta operación.

Imagen e izquierda
El Gobierno no está precisamente para abrir nuevos frentes con los partidos de la oposición ni crear más fisuras en la sociedad.

“Un gesto claro de favor con la Iglesia nos pondría de nuevo como un partido confesional y no estamos para eso”, afirma una fuente cercana a la vicepresidenta.

Dicho de otra forma, temen que su imagen quedara seriamente dañada al mismo tiempo que la oposición de izquierda pediría explicaciones de cómo o el porqué de esa adjudicación.

“Nosotros nos identificamos más con empresarios físicos y privados que con instituciones como la Conferencia Episcopal cuyo objetivo final no es precisamente hacer empresa o negocios”, subraya la misma fuente.
 

Marcos Paradinas es redactor jefe en ELPLURAL.COM