El torero español Iván Fandiño ha muerto este sábado tras recibir una cornada en una corrida en Aire-sur-l'Adour, en el sudoeste de Francia. El matador, de 36 años de edad, era natural de Orduña (Bizkaia). Fandiño fue cogido por un toro Baltasar Ibán, ganadería de El Escorial, tras tropezarse con la capa y caer al suelo. Una vez en el suelo, el astado lo empitonó en el costado derecho.

Lejos de apenarse por su fallecimiento, muchos comentarios en las redes sociales celebran el tráfico suceso. Destacamos algunos de los comentarios más reprobables.