El abogado de Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarín, ha pedido durante el primer día del juicio del ‘Caso Nóos’, que sean llamados a declarar Juan Carlos I y Felipe VI, algo que ya fue rechazado durante la fase de instrucción.

El letrado Manuel González Peeters ha defendido que “si de lo que se está hablando es de ejemplaridad y transparencia”, refiriéndose a la actitud que dice tener la Casa Real, “estoy convencido de que no declinarían el ofrecimiento” los dos monarcas.

Peeters ha vuelto a poner de manifiesto que, en relación a la actividad del Instituto Nóos, la Zarzuela “lo tenía todo bajo control”, por lo que “nada permitía presuponer que había nada ilícito”.

El defensor ha asegurado que desde la Casa de Juan Carlos I se controlaba “hasta la compra de una fotocopiadora o de un vehículo”, tesis que ya defendió el propio Diego Torres durante su entrevista con Ana Pastor, en la que llegó a asegurar que desde la Casa Real “revisaban lo que nosotros hacíamos: decían que estaba muy bien hecho y que adelante”.