Novagalicia Banco, producto de la fusión de las antiguas cajas de ahorro gallegas, no solo estafó y engañó a miles de ciudadanos con participaciones preferentes, sino que ahora ha decidido denunciar a quienes protestan porque han visto como se han esfumado los ahorros de toda su vida. No es solo el banco quien denuncia, sino que alcaldes del PP se han sumado también a presentar denuncias contra ciudadanos afectados por las preferentes. No solo se han quedado sin su dinero, sino que encima les llevan a juicio por protestar.

A juicio por "gritar y pitar"
Esta semana comienza el juicio contra un afectado por las preferentes que ha sido demandado por el jefe de seguridad de Novagalicia Banco, según informa la Plataforma de Afectados por las Preferentes. Desde la plataforma se explica que se acusa al particular afectado "de estar en el interior del banco pitando y gritando cuando en realidad nunca llegó a entrar", explican que hay testigos que lo corroboran y que Novagalicia Banco "se niega a entregar al juez las grabaciones de la cámara porque dice que no las hay". Los miembros de la Plataforma aseguran que Novagalicia ha presentado denuncias contra varios preferentistas, ha proporcionado tapones a los trabajadores para que sigan trabajando al margen de las protestas y que acude a los ayuntamientos y diputaciones en busca de amparo.

El alcalde de Gondomar, Fernando Guitián, y el de O Porriño, Nelson Santos. El alcalde de Gondomar, Fernando Guitián, y el de O Porriño, Nelson Santos.



Alcaldes del PP que demandan
Los gallegos que han perdido su dinero con la estafa de las preferentes no solo se enfrentan a las demandas que presenta el banco, sino que también varios alcaldes del Partido Popular se han sumado a esta presión. El alcalde de Gondomar, Fernando Guitián (PP) y el de O Porriño, Nelson Santos (PP), han presentado denuncias judiciales contra una de las plataformas de afectados por las preferentes, la plataforma del "Baixo Miño", a la que acusan de "coacciones" por las protestas que se produjeron durante la celebración de algunos plenos municipales.