El presidente del Congreso, Jesús Posada(i), conversa con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, hoy en el hemiciclo de Congreso de los Diputados. EFE El presidente del Congreso, Jesús Posada(i), conversa con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, hoy en el hemiciclo de Congreso de los Diputados. EFE



El presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, los ministros de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón e Interior, Jorge Fernández acudirán el próximo día 13 a la ceremonia de beatificación de 522 mártires de 1936 junto al presidente de la Generalitat, Artur Mas, ocho cardenales y 104 obispos. Serán los invitados oficiales de la ceremonia que el presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal Rouco Varela, oficiará el domingo y contra la cual la coordinadora por la dignidad y el laicismo protestó ayer en Tarragona. También la Plataforma por la Comisión de la Verdad pedía al Papa la anulación de la ceremonia.

Acudirán 80 alcaldes
Según informó este mediodía la Conferencia Episcopal, además de los ministros referidos, el presidente del Congreso y el de la Generalitat, se espera la presencia de la delegada del Gobierno en Cataluña, María de los Llanos de Luna Tobarra; la vicepresidenta de la Generalitat catalana, Joana Ortega Alemany y el Inspector General del Ejército, Ricardo Álvarez- Espejo García. Asistirán también 80 alcaldes de toda España, entre ellos el de Tarragona, Josep Félix Ballesteros Casonova, y el de Reus, Carles Pellicer i Punyed.


“¡Que no es un acto político!”
Así las cosas, el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol volvía a reiterar esta mañana como lo viene haciendo de continuo desde el anuncio del acto de beatificación, que “no se trata de un acto político”, en una entrevista concedida a El matí de Catalunya Radio. “La polémica es general cuando se distorsionan las cosas. En este momento se desea que esto sea un acto político. No lo es. El que quiera ver connotaciones políticas las verá en todas las actuaciones. De ningún modo queremos que sea un acto político, sino un acto religioso”.

¿Reconocer a las víctimas franquistas?
Una vez más Pujol reiteró que la proximidad a la fiesta de la Hispanidad (el día después) es pura coincidencia y una cuestión de agenda y añadió algo nuevo: que también hay que reconocer a las víctimas de la represión franquista. Esta opinión llega tarde. El jueves, la Coordinadora por la Laicidad y la Dignidad de acuerdo con lo que ya había anunciado y como informó ELPLURAL.COM, entregaba al arzobispo 1.700 firmas de tarraconenses opuestos a la ceremonia.

Carta al Papa
Por su parte, la Plataforma por la Comisión de la Verdad sobre los crímenes del franquismo, ha remitido una carta al Papa Francisco: “Usted debe saber que la Iglesia Católica apoyó la sublevación militar de Franco contra la República Española en 1936, consideró la guerra civil como “una cruzada” apoyando a los generales sublevados, legitimó su dictadura fascista y la feroz represión que ésta ejerció sobre los españoles. “

Los caídos por Dios y los olvidados
“Durante los años de la dictadura, en todos los tiempos católicos de España se recordaba a las víctimas de un lado, el franquista: “Caídos por Dios y por España” y se olvidaba a los centenares de víctimas del franquismo, incluidos miembros de la Iglesia (curas vascos asesinados, laicos luchadores por la justicia y la libertad, curas de la cárcel de Zamora…)”, le explican.

Que la Iglesia pida perdón por legitimar la dictadura
Al final de la misiva, reclaman el arrepentimiento de la Iglesia y la anulación de la ceremonia de Tarragona, en estos términos: “con el respeto debido, nos dirigimos a usted para exigir que la Iglesia Católica: Pida perdón a los españoles por haber apoyado y legitimado la rebelión militar y la dictadura de Franco que tantas víctimas causó. Apoye a las víctimas del franquismo para buscar la verdad, la justicia y su reparación.”

“Suprima la beatificación”
Y por último: “Suprima la beatificación prevista para el día 13-10-2013. Porque, bajo la capa de acto religioso la jerarquía está haciendo un acto político de afirmación franquista ya que ensalza a unas víctimas y olvida, como siempre, a las víctimas de la dictadura.”

Ultraderechistas de fondo
El acto del próximo domingo se complica más aún ante el anuncio de que grupos ultraderechistas piensan realizar una doble jornada este fin de semana, asistiendo en primer lugar a Barcelona con motivo de la celebración del día de la Hispanidad y al día siguiente al acto de beatificación. Interior ya ha anunciado controles de carretera para evitar el acceso a grupos violentos y en Barcelona se ha plantado una alerta ante las manifestaciones convocadas.

Cardenales y obispos
Ajenos a esta situación que Rouco Varela y otros obispos han declinado comentar, la Conferencia Episcopal informa que entre los 104 obispos presentes en el acto, se encuentran ocho cardenales,. Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y representante del Papa Francisco para esta Beatificación; Carlos Amigo Vallejo, Cardenal Arzobispo emérito de Sevilla; Antonio Cañizares Llovera, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos; José Manuel Estepa Llaurens, arzobispo emérito Castrense; Claudio Hummes, prefecto emérito de la Congregación para el Clero; además del propio Antonio María Rouco Varela, Cardenal Arzobispo de Madrid; Lluis Martínez Sistach, Arzobispo de Barcelona; D. Santos Abril y Castelló, Arcipreste de la Basílica Sta. María La Mayor.

Representantes de iglesias extranjeras
“También asistirán 24 Superiores Generales y 74 Superiores Mayores de los Institutos de Vida Consagrada a los que pertenecen los nuevos beatos, –continúa el comunicado de la CE-. Como representantes de la Iglesia Ortodoxa Rusa estarán presentes en Tarragona el arcipreste de la Iglesia Ortodoxa, D. Kirill Kaleda, Rector del Santuario de los Nuevos Mártires de Butovo/Moscú y el sacerdote Alexi Kikarev, oficial del Patriarcado de Moscú.”

Irán 4.000 familiares de los mártires
Se espera que el acto congregue a 25.000 personas entre las que se cuentan 4.000 familiares de los futuros beatos. La Delegación de Gobierno de Cataluña lleva varios meses preparando las medidas de seguridad que estos último días a la vista de los acontecimientos han debido ser inevitablemente incrementadas. La Conferencia Episcopal espera la intervención del Papa Francisco en directo a las doce del mediodía desde el Vaticano.

¿Qué dirá Francisco?
Según el contenido de este mensaje la imagen del pontífice puede salir reforzada o provocar una desilusión entre muchas personas que no comparten el espíritu de la ceremonia de beatificación. “Esta celebración ahonda en las heridas de la guerra civil”, han manifestado ya diversas asociaciones laicas y de memoria histórica.