La lluvia de estrellas de las Perseidas, acontecimiento que se repite como cada verano, y que tendrá lugar esta noche durante la madrugada del 13 de agosto justo antes de que se produzca la salida del sol, dónde se podrán contemplar en su mayor esplendor. Según la previsión del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

A este fenómeno también se le conoce con el nombre se Lágrimas de San Lorenzo, ya que suele coincidir con la festividad del santo español que se celebra el 10 de agosto. Este 2019 su actividad se mantendrá hasta el 24 de agosto y comenzó el 17 de julio, pero su momento estelar son los días 11, 12 y 13 de este mes. Por esta razón, ¿dónde, cuando y cómo se puede ver esta lluvia de estrellas?

Este año habrá Luna llena y esto provoca que se complique la observación, pero aun así el momento clave será a las 6:58 horas con la Luna ya puesta.

Los lugares donde se podrán ver mejor son aquellos donde haya horizonte y se encuentren oscuros. De esta manera, si no se puede disfrutar de ellas a cielo abierto el evento será retransmitido en directo a través del canal de Youtube sky-live.tv, que tiene el Observatorio de Oukaimeden (Marruecos), en colaboración con el proyecto europeo STARS4ALL y del IAC. A partir del lunes 12 de agosto, a las 23:15 horas en la Península -las 00:15 en las Islas Canarias.

A través del proyecto de ciencia ciudadana 'Contadores de estrellas', cualquier persona podrá participar en el conteo

Asimismo, si no quieres perderte este fenómeno otra opción es la radio del cielo que han desarrollado desde Contadores de Estrellas, un proyecto que ha realizado el Instituto de Astrofísica de Canarias en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid.

Las perseidas

Esta lluvia de estrellas son meteoros de alta actividad. Son pequeñas partículas de polvo que dejan los cometas o los asteroides a lo largo de sus órbitas en sus ejes de rotación alrededor del sol. Según explica el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), "la nube de partículas resultante se dispersa por la órbita del cometa y es atravesada cada año por la Tierra en su órbita alrededor del Sol".

De esta manera cuando entran en contacto con la atmósfera crean unos trazos luminosos que es lo que comúnmente conocemos como estrellas fugaces. La actividad de las Perseidas tiene como progenitor al cometa Swift-Tuttle, descubierto en 1862. Actualmente tiene un tamaño aproximado de 26 kilómetros de diámetro, siendo el mayor objeto que de forma periódica se acerca a la Tierra.