Durante doce jornadas, las que ha durado el juicio contra ‘La Manada'  por la supuesta violación en grupo a una joven de 18 años en los Sanfermines de 2016, hemos escuchado casi cualquier tipo de argumento por parte de la defensa para intentar demostrar la inocencia de los hombres y, casí, la culpabilidad de la víctima.

Se ha definido a la joven como una persona que magnifica las cosas y su depresión, como la “líder del pelotón”, como una mujer no traumada porque no mostró en los vídeos cara de agobio o rechazo haciendo una especia de “película porno” porque las relaciones fueron “placenteras” y “consentidas”. Todo esto, se ha escuchado de la voz de la defensa.

Pero resulta que ‘La Manada’ tiene otra defensa paralela, la de los Biris que no han dudado en mostrar su apoyo a algunos de los miembros de este singular grupo y hasta han pedido su libertad.

Hablamos de los Biris Norte, un grupo de ultras de extrema izquierda ligados al Sevilla FC. Unos ultras que han protagonizado más de una polémica y que son conocidos por sus muestras de violencia pero que, lejos de estar prohibidos, se les permite la entrada jornada tras jornada a los campos de fútbol.

Ahora, esta organización que encuentra su legitimidad en el fútbol y en los clubs que les permiten, juegan a otra historia: a la de apoyar a unas personas acusadas por una presunta brutal violación en grupo.

 

Su apoyo a ‘El Prenda’ y el militar

Y es que, en diferentes ocasiones, ya sea de forma física en campos de fútbol o en las redes sociales, los Biris se han tomado la licencia de mostrar pancartas e imágenes en los que han dado su apoyo a dos miembros de ‘La Manada’: José Ángel Prenda, más conocido como El Prenda; y el militar que pertenecía a la Unidad Militar de Emergencia (UME) Alfonso Jesús Cabezuelo.

En partidos se ha podido ver carteles a favor de El Gordo, el apodo anterior con el que se conocía a El Prenda por su peso. Sobre todo, teniendo en cuenta que el líder de los Biris Norte es amigo personal de El Prenda y que el militar es miembro activo de este grupo. Por ello, el líder de este grupo ultra, que conoce a El Prenda desde hace 15 años, lo define como “un tipo super gracioso. El típico amigo que te quieres llevar a cualquier viaje porque te vas a reir de la vida” y pide su libertad asegurando que lo que se está haciendo con los chicos de ‘La Manada” “es super injusto”.

 

¿Quiénes son los Biris?

Biris Norte (BN) es el grupo ultra de izquierdas ligado al equipo de fútbol de el Sevilla FC que nació en 1975, cuando se hacían llamar la Peña Biri-Biri y su lugar de acción o fuerte era el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, más concretamente en la Grada Baja Gol Norte.

Cerca de 1.000 personas pertenecen a esta organización, muy conocida por su rivalidad con los seguidores del Málaga Club de Fútbol y los Supporters Gol Sur del Real Betis Balompié, por sus cánticos y por haber protagonizado actos donde la violencia era la principal protagonista. 

Ellos mismos se definen como “antirracistas”, “de izquierda” y “antifascistas”. Sin embargo, han saltado a la palestra por ocasionar graves peleas y numerosos disturbios. Sin ir más lejos, en noviembre de 2016 protagonizaron una batalla campal contra los ultras de la Juventus que se saldó con tres personas gravemente heridas. 

Su brutalidad es tal que, en 2014, estuvieron presentes en uno de los incidentes más desagradables que se recuerdan en el mundo fútbol: tres ultras de los Biris agredieron a un aficionado del Valencia y a su novia. El joven valencianista, primo del futbolista Rober Ibáñez, sufrió lesiones en la espalda y su pareja, embarazada de cuatro meses, fue golpeada en un ojo tras el partido en el Pizjuán. 

"De repente estamos caminando, hablando del partido y oímos un silbido y ruido de gente corriendo. Mi pareja se giró y vio que tenía a uno de los tres 'Biris' encima pegándome. Ella se intentó meter y les dije: ' ¡No la toquéis, no la toquéis, que está embarazada! Menos mal que por casualidad un guardia de seguridad pudo meterse por medio cuando nos pegaban. Uno volvió a encararse a mí, pero en vez de pegarme el puñetazo a mí se lo soltó a mi pareja, le quitaron la bandera del Valencia", explicó en su día el agredido.

Esa misma temporada, la Polícia Nacional intervino todo tipo de drogas como marihuana, hachís, cocaína, además de navajas, bengalas, pegatinas y pins, con anagramas de ultra izquierda, antifacistas y la bandera de Andalucía con una estrella roja en el centro (la independentista), a los integrantes de la violenta peña sevillista, que pese a su historial sigue acudiendo con normalidad al Sánchez Pizjuán.  

Aunque también fueron noticia cuando el Sevilla solicitó a La Liga que denunciaran al jugador Sergio Ramos ante el Comité de Competición de la RFEF y ante la Comisión Antiviolencia por "los gestos realizados en la celebración de un gol" en un partido de la Copa del Rey del jueves.

Ramos se encaró a la grada de los ultras tras marcar un gol pero pidió perdón al resto de público después de que los biris se acordaran de su madre entre insultos.