Foro de Foros, fundación dedicada al debate sobre temas esenciales para la sociedad, ha celebrado un encuentro para abordar los retos a los que se enfrenta el sistema sanitario español para seguir siendo sostenible y las reformas y soluciones a implementar para garantizar su funcionamiento futuro. Los expertos invitados fueron Rafael Bengoa (Director del área de salud de la Deusto Business School, que moderó el debate), Rafael Sotoca (Director General en la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana) Jesús Sánchez Martos (Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid) y Javier Murillo (Consejero-Director General de SegurCaixa Adeslas).

Retos y soluciones para la sostenibilidad del sistema
Rafael Bengoa abrió el debate con los retos que se tienen que abordar para garantizar la sostenibilidad futura del sistema sanitario público. Los resumió en estos pensamientos: una población cada vez más envejecida, que favorece el crecimiento de enfermedades crónicas; una ciudadanía con dudas sobre el futuro de nuestro sistema sanitario y una gran complejidad en la medicina y en los tratamientos, lo cual influye en su sostenibilidad.

Rafael Bengoa, consejero de Obama y Pedro Sánchez, ve inevitable cambiar un sistema sanitario que tiene ya 50 años



“Pese a la magnitud de los retos, que son para echarse a correr -dijo Bengoa- estamos en un momento esperanzador porque empezamos a tener respuestas, tanto desde el ámbito nacional como internacional”. “Sabemos que estamos instalados en un modelo bastante viejo -continuó-. Intentamos hacer la medicina del siglo XXI con un chásis del siglo XX. En los últimos 50 años el sistema sanitario apenas ha tenido cambios de calado y la cercanía de un mayor riesgo de la sostenibilidad influirá en que durante la próxima década dichos cambios se tengan que acometer irremediablemente”, añadió.

Rafael Sotoca manifestó respecto a la evaluación de los resultados en sanidad que “no basta solo con intentar obtener el mismo servicio a menor coste y quedar bien en los indicadores de actividad, los resultados se deben medir en salud, esto es, que todas las labores que hacemos para dar un mejor servicio, más rápido y más económico repercuta realmente en una mejor salud del ciudadanos”.

Javier Murillo planteó que en la próxima década las transformaciones del sistema sanitario serán mayores que en los últimos 50 años y cómo una de las principales causas que amenazan la sostenibilidad del sistema es la creciente brecha entre ingresos y gastos sanitarios. “El crecimiento de los costes es imparable, mientras que los gobiernos cada vez tienen más dificultades para aumentar los presupuestos”. “Para hacer frente a esta situación es necesario que el Estado cuente con más recursos, de ahí lo pertinente de una mayor colaboración público-privada”.

Por su parte, Jesús Sánchez Martos, afirmó que: “el sistema sanitario español era el mejor del mundo” e indicó que las medidas a tomar para garantizar el sistema se debían sustentar en cuatro pilares: “El ciudadano, los profesionales sanitarios, priorizar el modelo de atención primaria y por último pero no menos importante la gestación de un Pacto de Estado sobre sanidad, tal y como estamos tratando de hacer en la Comunidad de Madrid”.

La obesidad como factor de riesgo
El debate sobre el problema de la obesidad en España y en los países desarrollados lo introdujo Rafael Bengoa, que indicó que hay que abordar con la industria agroalimentaria las formas de atajar este problema. “De la misma forma que hoy nadie pone en tela de juicio la efectividad de la ley antitabaco, resulta paradójico que con los alimentos y bebidas inadecuados no se apliquen medidas similares de regulación, aceptamos un modelo en el que se dan condiciones muy malas para la prevención de la obesidad”, señaló Bengoa.



Por su parte,Rafael Sotoca se mostró en el mismo sentido: “Estamos ante un escenario en el que la alimentación inadecuada, suele ser bastante más barata que la comida sana, eso incide especialmente en los colectivos de renta baja ya que les resulta más difícil acceder a la comida saludable e incurren en mayor riesgo de sufrir las consecuencias y gastos derivados del consumo de este tipo de alimentos que favorecen la aparición de la obesidad”.

Javier Murillo señaló también la pertinencia de actuar en este tema. “En España de media se consumen 500 calorías diarias más que en los años 70, es preciso incentivar a que las personas tengan hábitos más saludables”.

Jesús Sánchez Martospuso en relieve la gravedad que entraña una enfermedad como la obesidad. “La inacción no es una opción, actualmente el 30% de los niños tienen problemas de sobrepeso y la obesidad no hay que infravalorarla. La obesidad es una enfermedad cardiovascular”.

Modelo de Gestión
El tramo final del encuentro lo protagonizaron los asistentes cuyas preguntas se centraron especialmente en el modelo de gestión hospitalaria. Durante la charla se manifestó la necesidad de confrontar esos modelos no desde puntos de vista ideológicos, sino con datos y resultados.

No obstante, Rafael Bengoa quiso cerrar el debate señalando que pese a que la esfera política le da una gran importancia al tema de gestión directa o compartida, este es un problema menor en comparación a los retos que se le plantean al sistema sanitario español. “El debate político le da mucha importancia al modelo de gestión hospitalaria, si ha de ser enteramente público o gestión público privada. Sin embargo, la resolución de los retos a resolver para garantizar la sostenibilidad del sistema apenas pasa por decantarse por un modelo u otro”.