La Dirección General de la Guardia Civil ha accedido a suministrar a los agentes fundas con mecanismo antihurto para sus pistolas. Se trata de una reivindicación que la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha hecho en anteriores ocasiones a la cúpula del Cuerpo y a la que no se había dado respuesta hasta ahora.

En la contestación de la Dirección Adjunta Operativa de la Guardia Civil a la AUGC, se explica que “teniendo en cuenta las disponibilidades presupuestarias, se tiene previsto lanzar un expediente de compra de este tipo de fundas en el Plan Anual de Contratación 2020, y posteriormente, distribuir las mismas de forma gradual entre las unidades del Cuerpo”.

Sólo se suministra a unidades especiales

La cúpula de la Guardia Civil recuerda que hasta el momento sólo se ha suministrado las fundas antihurto a unidades especiales como “la Unidad de Acción Rural, la Unidad Especial de Intervención o la Agrupación de Reserva y Seguridad”. Sin embargo, reconoce que considera “adecuada la adquisición gradual” de ese complemento fundamental “a otras unidades del Cuerpo”.

En su respuesta, la Dirección General afirma que “en relación con su propuesta, en la que solicitaba que se suministren al personal del Cuerpo de la Guardia Civil fundas antihurto de pistola de dotación oficial con mecanismo antihurto, se le comunica que, con el objeto de dar cumplimiento al artículo 14.2º del Real Decreto 751/2010, de 4 de junio, por el que se aprueba el reglamento de organización y funcionamiento interno del Consejo de la Guardia Civil, en relación directa con el artículo 14.1º k) del mismo texto legal, esta Oficina de Apoyo, remitió su propuesta a la Dirección Adjunta Operativa de este Centro Directivo”. Sin embargo, añade que la información facilitada es sólo orientativa y no condicionará actuaciones en ese sentido.

Pistolas en fundas antihurto

Los guardias no reciben las fundas desde 2010

La AUGC solicitó fundas antihurto que dispongan de “un arco superior o capucha que limite el acceso al martillo percutor y un sistema de retención” y recordaba que la última vez que se licitaron fundas para pistola fue en 2010 y la adjudicación se hizo a través de la empresa Guarnicionería Roal, S.A. La asociación remarcaba que sólo se han realizado adquisiciones de pequeñas cantidades, a través de contratos menores: 26.369 unidades por un valor de 519.976 euros, en 2002, a partir de la orden PRE/703/2002, de 22 de marzo, en la que la Guardia Civil declaró de “necesaria uniformidad” determinados modelos de armas y “los componentes y repuestos de los citados modelos”. Muchos guardias han tenido que pagar de su bolsillo este componente que no les ha suministrado Interior.

Interior suministró fundas a los policías

En mayo pasado, el BOE anunció la licitación de un mínimo de 5.500 fundas antihurtos e igual número de porta cargadores para las armas de la Policía Nacional, por un valor de 330.000 euros, lo que la AUGC consideró “un evidente agravio comparativo” respecto a los guardias civiles.