La decisión está tomada. Aunque ha causado mucha polémica e incluso ha despertado malestar entre una gran parte de los seguidores, el Atlético de Madrid se despide del mítico Vicente Calderón para mudarse al estadio de La Peineta; aunque ya no se llamará así, sino Wanda Metropolitano.

Así lo ha anunciado en un acto en la sala Vip del Calderón Enrique Cerezo, presidente del club, tras llegar a un acuerdo de patrocinio con la compañía china. Para ello, el presidente se ha arropado con la presencia de la primera plantilla, el cuerpo técnico encabezado por Diego Simeone y más de una leyenda del equipo rojiblanco como AdelardoUfarteLuiz Pereira y Gárate.

En principio, se espera que los colchoneros puedan estrenar la temporada 2017-2018 inaugurando también estadio. Pero decimos en principio porque las obras todavía no han terminado y de desarrollan a contra reloj para finalizar antes de septiembre.

"Hoy miramos al futuro, hoy el protagonista es el Atlético", ha dicho Cerezo, pero también son protagonistas los ingresos que el club va a recibir anualmente por haber accedido a que el nombre de Wanda luzca en el nuevo estadio.

10 millones de euros cada año, esto es lo que ganará el Atlético durante los próximos 5 años. Parece que al final el dinero y el patrocinio han podido más que los deseos de los rojiblanco, pues hay que recordar que han sido muchas las quejas presentadas e incluso que se han desarrollado peticiones ciudadanas para conseguir que el término Wanda fuera sustituido por el nombre de algún jugador histórico.

Eso sí, puede que para contentar a este sector crítico o pensando realmente en el pasado del equipo, el Atlético ha incluido una referencia histórica en el nuevo nombre del estadio. Junto a Wanda, aparecerá el término Metropolítano, el nombre del estadio en el que los rojiblancos jugaban antes de existir el Calderón.

Un escudo más madrileño

Nuevo estadio, nuevo nombre y, también, nuevo escudo. Para amoldarse a esta etapa, el Atlético ha decidido actualizar la estética de su insignia redondeando sus formas y eliminando colores para hacer “un guiño al escudo de 1903”. Para la próxima temporada sólo aparecerán figuras blancas, rojas y azueles.

“El símbolo que portarán nuestros jugadores en el pecho de cara a la próxima temporada potencia nuestro legado histórico respetando la estructura formal consolidada, reforzando los elementos de identificación que forman parte del ADN del club y recuperando otros como el azul profundo del escudo fundacional y la forma curva de 1903”, han explicado.

Además, “la vinculación del club con la ciudad de Madrid se refuerza visualmente. El escudo reproduce la escena del oso y el madroño de una forma más protagonista. Por supuesto, las siete estrellas son parte fundamental del escudo”.