Las noticias que hablan de la próxima visita del magnate chino Wang Jianlin, propietario de Wanda Group y la octava fortuna del mundo, a Madrid y su intención de solicitar una audiencia al rey Felipe VI para explicarle sus proyectos inmobiliarios, han activado a la plataforma 'Campamento Sí' y a 'Salvemos Campamento' cuyos portavoces exigen que se presente el proyecto a los vecino en vez de al Jefe del Estado. Estos colectivos han organizado un pasacalles reivindicativo coincidiendo con las fiestas de Aluche.

Contra el 'Eurovegas Chino'
Nada más conocerse el acuerdo a tres bandas entre el ayuntamiento, Comunidad y Gobierno central, todos en manos del PP hasta el 24 de mayo, para convertir la enorme extensión de terrenos que abarca la denominada 'Operación Campamento' en un complejo residencial, comercial y de ocio por parte del holding Wanda Group, los vecinos comenzaron a movilizarse. El rechazo vecinal se agudizó tras conocerse que se construirían casinos y hoteles, lo que inmediatamente ha rebautizado la operación urbanística como el 'Eurovegas chino', tras el fracaso del proyecto anunciado a bombo y platillo por Esperanza Aguirre e Ignacio González para construir un Eurovegas en la Comunidad de Madrid y que acabó en fracaso.

Por ello, y coincidiendo con las fiestas de Aluche, en esta jornada tuvo lugar un pasacalles de protesta que salió de la estación de Metro Empalme, recorrió los antiguos cuarteles del ejército, el Paseo de Extremadura y concluyó en Aluche.

Apoyo de todos los partidos menos el PP y Ciudadanos
La plataforma Campamento Sí está integrada por más de veinte colectivos sociales, vecinales y ecologistas de todo tipo. Por otra parte cuenta con el respaldo del PSOE, Podemos, IU y UPyD, mientras que el Partido Popular se opone frontalmente a sus reivindicaciones y Ciudadanos no se ha pronunciado.

Portavoces de la Plataforma han manifestado a los medios de comunicación que consideran una "injerencia" del multimillonario chino en la política española que quiera reunirse con representantes políticos "y hasta con el rey" cuando todavía no se han formado los nuevos gobiernos en los ayuntamientos y en la Comunidad. Desde la plataforma se exige al magante que primero pida el respaldo de los vecinos.