El teniente de alcalde de Economía, Hacienda y Planes Especiales del Ayuntamiento de Jerez, Santiago Galván (PSOE), ha denunciado hoy el "caos" y el "desorden" que a su juicio caracteriza la situación económica del Consistorio.

Déficit para gastos corrientes de casi 30 millones
Galván ha usado un informe de Tesorería, en el que se demuestra que existe actualmente un déficit previsto para gastos corrientes del segundo semestre del año de 29,2 millones de euros, lo que "desmiente la situación maravillosa" que según él "vendía" el Gobierno anterior, presidido por María José García-Pelayo (PP).

Asegura pago de nóminas
A pesar de ello, Galván ha asegurado el pago de las nóminas correspondientes a los meses de junio y julio, explicando que el Gobierno local está ya "trabajando para concretar las estrategias" que deben seguirse "para garantizar el pago" del resto de mensualidades, así como de los servicios que prestan las distintas concesionarias.

Deuda acumulada de 1.13 millones
El teniente de alcalde de Economía, Hacienda y Planes Especiales se ha referido a la deuda acumulada por el Ayuntamiento hasta el cierre del ejercicio 2013, que asciende a 1.013 millones de euros, 8 millones menos que en 2012 gracias en buena medida al ingreso extraordinario que supuso el cobro del canon correspondiente a la concesión administrativa del ciclo integral del agua.

Buscar soluciones
A falta del cierre de la cuenta general del ejercicio 2014, Galván ha adelantado la intención del Gobierno local de constituir una comisión en la que se integren representantes de los grupos de la oposición para "analizar y estudiar" su procedencia y "buscar soluciones a la misma".

Caos en las cuentas
El concejal socialista enmarca en ese "caos" el hecho de que el Gobierno anterior decidiese prorrogar los presupuestos tanto en 2014 como en 2015, avanzando su intención de aprobar en estos próximos meses el documento correspondiente al presente ejercicio, para que sea posible que los presupuestos de 2016 entren en vigor coincidiendo con el inicio de esta anualidad.

Dilapidaron 80 millones
Galván ha cuestionado también el destino que el Gobierno anterior ha dado a los 80 millones que ingresó por la concesión administrativa del ciclo integral del agua, "un canon que se ha dilapidado en dos años y que ha servido para pagar distintos conceptos". Según la información ofrecida por el propio Ayuntamiento, el primer abono de 40 millones de euros realizado por Aqualia se destinó fundamentalmente a la cancelación de varias deudas de carácter financiero.

Préstamos
La mayor cantidad del segundo abono se destinó al abono de cuotas vencidas de un préstamo bancario (13,9 millones), a la amortización de deudas bancarias (6,1 millones) y a la cancelación de un préstamo de la empresa municipal de la vivienda (2,5 millones). Además, el Gobierno anterior destinó 8,8 millones de euros correspondientes a ese segundo abono del canon del agua a la ejecución de obras enmarcadas en el Plan de Actuación 2014-2015, que contempla actuaciones de mejora en barriadas y en el centro histórico