Pedro Sánchez ya es presidente del Gobierno en sustitución de Mariano Rajoy.  180 votos a favor, 169 en contra (84 diputados del PSOE, 67 de Unidos Podemos, los 9 de ERC, 5 del PNV, 9 del PDeCAT, 4 de Compromís, 2 de Bildu y uno de Nueva Canarias) y una abstención, la de Ana Oramas (CC). En contra de la moción han votado PP, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias.

Para que la moción de censura prosperase eran necesarios al menos 176 votos a favor de los 350 diputados que tiene el Congreso. El socialista supera, además en votos a la investidura de Mariano Rajoy, quien tuvo que ser investido por mayoría simple en segunda vuelta.

La votación, tal y como marca el reglamento fue pública y por llamamiento, lo que significa que se va nombrando a los diputados para que, puestos en pie desde su escaño, digan su voto en voz alta. Ahora Pastor deberá ahora trasladar al Rey la decisión del Congreso. A partir de ahí, y según el artículo 114.2 de la Constitución, el Gobierno de Mariano Rajoy deberá presentar su dimisión al Rey, que ya nombrará a Pedro Sánchez nuevo presidente. Y cuando el líder socialista tome posesión ante Felipe VI, deberá dar a conocer la composición de su gabinete para que se publiquen los nombramientos y los ministros puedan a su vez tomar posesión.

Rajoy ha hecho historia al convertirse en el primer presidente cesado tras una moción de censura. Hubo tres antes, pero ninguna prosperó.