No es la primera vez que este medio alerta de las similitudes que guarda el discurso del diputado de Ciudadanos Marcos de Quinto con el mensaje de la extrema derecha en lo que atañe a asuntos como  el Open Arms.

Esta misma semana el periodista Antonio Maestre le reprochó al responsable de materia económica de la formación naranja que utilizase una fotografía de un miembro de la extrema derecha española para referirse a la ONG. 

Pero en esta ocasión De Quinto ha superado, incluso, las muchas y lamentables frases que se han podido oír de los integrantes de las filas de Vox con respecto a los náufragos del buque español. A través de su cuenta de Twitter ha lanzado un  mensaje en el que se refiere a las personas recogidas en el Open Arms como los "bien comidos pasajeros" que "costearon su pasaje con las mafias".   

El diputado de Ciudadanos carga contra "la piadosa teocracia izquierdista" que "envía a la hoguera a quien se le atisbe un mínimo comentario crítico sobre el Open Arms". Y termina subrayando que "pobre del que se atreva a mencionar la hambruna del éxodo venezolano". 

Sus lamentables palabras no han tardado en ser criticadas por nombres tan conocidos como el de Rubén Sánchez, portavoz de Facua, a quien De Quinto ha respondido atacando y ha terminado por bloquear tras llamarle "imbécil". 

La agresividad y radicalidad del discurso de Marcos De Quinto en su red social no ha dejado de copar titulares desde que pasó a formar parte de las filas del partido de Albert Rivera. Hasta hay analistas que han tratado de explicar  el porqué de la dureza de sus palabras. En los últimos tiempos, el exvicepresidente de Coca Cola- que tiene como gustaría a los integrantes de Vox, una pistola en casa-  ha tenido contínuas salidas de tono y ha arremetido contra buen número de representantes de partidos de izquierdas como Íñigo Errejón o Ximo Puig