El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz parlamentaria, Irene Montero, han anunciado este sábado que someterán sus cargos y su continuidad como diputados a la decisión de los inscritos, tras la polémica suscitada por la compra de un chalet. 

Una controversia que se puede explicar través de cuatro hitos: un retuit a El Plural, la compra de un chalet, la publicación de una ‘exclusiva’ muy cara y una serie de explicaciones que no calaron entre el electorado de la formación morada.

Un retuit a El Plural 
20 de agosto de 2012. El Plural desvela que el entonces ministro de Economía del Gobierno del Partido Popular, Luis de Guindos, se ha comprado un ático de lujo por 600.000 euros. Pablo Iglesias comparte la noticia de este periódico en su cuenta de Twitter. Además, formula la siguiente pregunta: “¿Entregarías la política económica del país a quien se gasta 600.000 euros en un ático de lujo?”. Sin saberlo, Iglesias escribe entonces el mensaje que casi 6 años después le llevará a poner su cargo a disposición de los militantes de Podemos.

Una casa de 600.000 euros   
Abril de 2018. Pablo Iglesias e Irene Montero se compran un chalet en la localidad madrileña de Galapagar. Ambos serán padres de gemelos el próximo otoño y consideran que necesitan cambiar de residencia con la llegada de los pequeños. Optan por una vivienda de 260 metros cuadrados de una sola planta y con piscina en esa zona residencial del norte de Madrid. La edificación está valorada en más de 600.000 euros. En el momento de la compra, ningún medio de comunicación es conocedor de la decisión adoptada por el secretario general y la portavoz de Podemos en el Congreso.

Una ‘exclusiva’ de 15.000 euros

Su enemistad era por todos conocida desde que en su día compartieran discusiones en el plató de ‘La Sexta Noche’.  En uno de esos acalorados debates, Pablo Iglesias llegó a calificar a Eduardo Inda como ‘don Pantuflo’. Después llegaron las querellas y continuaron las descalificaciones. El miércoles 16 de mayo el periódico ‘OK Diario’, dirigido por Inda, desvela que Iglesias y Montoro han adquirido la mencionada propiedad. Según desveló a las pocas horas ‘El Confidencial’, el diario de Inda habría pagado por la ‘exclusiva’ 15.000 euros a una agencia de comunicación. Sea como fuere, lo cierto y verdad es que desde su publicación, en Podemos suenan todas las alarmas.

Explicaciones que no convencen y diferencias que no calan
Un día después de la ‘exclusiva’ de Inda, Iglesias y Montero reconocen en un comunicado conjunto distribuido en las redes sociales y dirigido a los militantes de Podemos, que han formalizado una hipoteca de 540.000 euros que pagarán en 30 años en mensualidades de algo mas de 800 euros cada uno (unos 1.600 euros). Acto seguido, Montero, defiende en rueda de prensa que es "coherente" comprarse un chalé de más de 600.000 euros en el norte de Madrid siendo cargo público, siempre que sea para "vivir" y no "para especular".

De este modo, la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso intenta explicar las diferencias que existen entre la compra de su vivienda y la adquisición de un chalet como el que en su día realizó Luis de Guindos. Sus explicaciones no convencen ni a propios ni a extraños. Las diferencias no calan entre su electorado. Tanto es así que al final ambos dirigentes se ven obligados a poner su cargo a disposición de los militantes del partido.