Los delitos que se investigan son malversación de caudales públicos, fraude a la Administración, falsedad documental y prevaricación. El instituto Noos, supuestamente una entidad sin ánimo de lucro, recibió del Gobierno de Baleares 2,3 millones y 3,7 de la Generalitat Valenciana. Urdangarin y su socio desviaron presuntamente a otras empresas a us nombre 3 millones. Entre 2004 y 2007, ambos organizaron eventos para Administraciones públicas donde justificaron gastos nunca realizados o endosaron facturas que no correspondían al evento por el que se cobró.

Según establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal, cuando hay indicios de criminalidad, se debe pedir una fianza suficiente para asegurar posibles responsabilidades pecuniarias.

Aunque Urdangarin trató de desvincularse de las irregularidades atribuyendo la responsabilidad a su socio Diego Torres, los testimonios recabados por el juez Catro apuntan a que gestionaba las empresas con idéntica responsabilidad.

Imputación de Cristina
El juez también tendrá que determinar si imputa a la infanta Cristina tal y como reclama Manos Limpias. Hasta el momento lo ha rechazado por entender que no participó en los hechos. La infanta formaba parte del comité directivo del Instituto Nóos y tiene el 50% de una de las empresas privadas a las que se habrían desviado fondos públicos. El otro 50% corresponde a su marido.