La Diputación de Ciudad Real destinará en 2014 un total de 8'5 millones de euros a la ejecución del Plan de Obras Municipales, una actuación que afronta de nuevo en solitario la institución provincial ante la falta de apoyo económico proveniente del Estado por tercer año consecutivo. El montante supone un incremento del 2’41% con respecto a 2013.

Así lo ha explicado el presidente de la Corporación Provincial, Nemesio de Lara, quien, acompañado por el vicepresidente responsable de Infraestructuras, área desde la que se gestiona el plan, ha anunciado que el desarrollo del mismo tiene carácter retroactivo, ya que se extiende desde el 1 de enero del presente año y estará operativo hasta el 31 de julio de 2015.

De Lara ha recalcado que en clave de financiación se trata del plan más importante de la Diputación de Ciudad Real "y de cualquier Diputación Provincial", dado que esta iniciativa sirve para financiar inversiones e infraestructuras así como la adquisición de bienes inventariables necesarios para el funcionamiento de los servicios. Está dirigido a los 102 municipios ciudadrealeños y a las tres EATIM (El Hoyo, El Torno y Cinco Casas). Ha recordado igualmente que se sigue un sistema de reparto previo determinado por una serie de criterios objetivos como, por ejemplo, los tramos de población. "El reparto de asignaciones se ha hecho clasificando a los ayuntamientos por su tamaño poblacional, primando más a los pequeños que a los grandes. Asimismo, los que tienen aldeas percibirán 4.513 euros por pedanía hasta un máximo de 33.848 euros por municipio", ha añadido.

En cuanto a su desarrollo, De Lara ha concretado que los ayuntamientos de más de cinco mil habitantes podrán usar la asignación de este plan también para la adquisición de bienes inventariables, acción que no se contempla para los pueblos menores de 5000 habitantes, "que lo podrán hacer a través de un plan específico para ellos como es el plan de apoyo para gastos corrientes, consignado con la cantidad de 3,75 millones de euros y que será anunciado en breve".

A modo de ejemplo, ha precisado que el municipio que más recibirá será Ciudad Real, por ser el que más población tiene, y el que menos será Villar del Pozo. Así, el primero percibirá un total de 467.270 euros, mientras que el consistorio de Villar del Pozol incorporará a sus arcas 24.135 euros. Como curiosidad, De Lara ha señalado que la media que se asignará por municipio es de 80.953 euros.

Los ayuntamientos podrán presentar las solicitudes por vía telemática hasta el 30 de abril y la justificación del plan será válida desde 1 de enero de 2014 al 31 de julio de 2015. Una vez que la solicitud sea aprobada, la Diputación adelantará el 50 por ciento de la subvención y cuando sea justificada percibirán otro 48 por ciento. El 2 por ciento restante lo recibirán cuando liquiden la obra o el bien adquirido.

De Lara ha comentado que este plan es histórico y que ya existía con anterioridad bajo la denominación de Plan Provincial de Cooperación a las Obras y Servicios de Competencia Municipal y de Carreteras, pero con la llegada del Partido Popular al Gobierno de la nación en 2012, se excluyó el 22 por ciento de la aportación con que el Estado participaba en este plan. "La Diputación Provincial decidió entonces crear este Plan de Obras Municipales y, eximir a los ayuntamientos su aportación del 5%, de manera que se financiase exclusivamente con fondos de la Diputación, por lo que éste es el tercer plan que desarrollamos con aportación sólo de la Diputación Provincial", ha dicho.

De Lara, lejos de suprimir este plan, ha ahondado en la necesidad que tienen los ayuntamientos de inversión, consciente de los tiempos de crisis que se viven, por lo que se ha decidido no sólo mantener las partidas que obraban en el plan cuatrienal, sino incrementarlas hasta los 8'5 millones de euros consignados para este año, lo que representa el 93 por ciento más con respecto al antiguo Plan de Cooperación. "Hemos suplido al Estado y hemos suplido a los ayuntamientos", ha puntualizado.

También se ha referido a que antes del cambio de gobierno en la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, los municipios disponían de diferentes líneas de inversiones, pero que desde entonces la mayoría de los pueblos solo realizan y desarrollan inversiones gracias a las subvenciones de la Diputación Provincial. Y ha mencionado como ejemplo los Planes de Empleo, a los que la Junta ha aportado 0 euros, frente a los 23 millones que la Diputación de Ciudad Real lleva destinados entre 2012 y 2013, "porque el problema más grande que tenemos es el paro".

Ha afirmado en otro momento de su intervención que la Diputación se encuentra atada de pies y manos por la ley de estabilidad presupuestaria, que establece techos de gasto, y "nos impide dedicar más recursos a la sociedad. Se nos puede exigir que no acabemos con déficit, que huyamos del déficit, pero que liquidemos los presupuestos con un superávit exagerado es impresentable cuando hay tanta gente que lo está pasando mal".

Ha concluido De Lara resumiendo que la institución provincial sigue apoyando abiertamente a los' ayuntamientos en soledad respecto al compromiso de otras administraciones con los consistorios.