Isabel Pantoja y Carlos Herrera / Fotos EFE y Onda Cero Isabel Pantoja y Carlos Herrera / Fotos EFE y Onda Cero



La familia de Isabel Pantoja sigue intentando evitar el inminente ingreso en prisión de la tonadillera, condenada a dos años de cárcel por un delito de blanqueo de capitales. Mientras la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Málaga decide si rechaza la petición de ingreso en prisión efectuada por los abogados de la artista, su familia está llevando a cabo una ofensiva en las redes sociales.

"Cabeza de turco", "discriminación"...
El más activo en esta campaña está siendo su hijo Kiko Rivera, quien ha difundido varios mensajes con la imagen de la cantante y mensajes como "Justicia ejemplarizante o cabeza de turco" o "Isabel existe una manifiesta discriminación por ser quien es". En otra de las imágenes muestra a su madre crucificada, y en varios de los mensajes saca a relucir a la infanta Cristina. El DJ, votante declarado del PP, ha recurrido incluso a tuits de Podemos para clamar contra "la sensación de que la Justicia tiene dos raseros".

 

 

 

La 'caverna' indignada con el encarcelamiento, no con los delitos
Hasta aquí normal al tratarse de su familia, pero también hay periodistas que están rompiendo una lanza a favor de la tonadillera y lanzando al aire teorías conspiratorias poco profesionales. El propio Kiko Rivera difundía los posicionamientos en ese sentido de Carlos Herrera, Alfonso Ussía, Antonio Burgos o la popular Esperanza Oña. Herrera tiraba de estadísticas propias para decir que el 99% de los casos como el de Pantoja no acababan en cárcel, mientras que el resto se mostraba indignado por la retirada por parte de la Junta de Andalucía de una medalla honorífica a la tonadillera e instaban a que hiciera lo propio con Baltasar Garzón. Mientras, Isabel San Sebastián aseguraba que el encarcelamiento sería fruto del "ambiente de indignación social".

 

Investigación de años y un largo juicio reducidos a "cortina de humo" para usarla hoy
Y este jueves Burgos ha vuelto a la carga haciendo una surrealista interpretación para 'politizar' el caso Pantoja. El caso Malaya por el que ha sido condenado la cantante se abrió en 2006 y ella lleva varios días esperando su ingreso en prisión, pero ahora resulta que si la meten en prisión para tapar que Chaves y Griñán también serán investigados judicialmente en el caso de los ERE.