Esto explica que “Intereconomía no haya hecho la más mínima denuncia, ni por asomo, de ninguna corrupción de nadie del Partido Popular”, sino que se “haya situado, con pasión ciega, del lado de Jaume Matas, Francisco Camps, la trama Gürtel o Carlos Fabra, siempre a cambio de publicidad institucional”.

Relación con Fabra
Sin embargo, “es en el caso de Carlos Fabra en el que el presidente del Grupo Intereconomía, Julio Ariza, llegó más lejos, por su relación de estrecha amistad con el yerno de Fabra, Juan José Güemes, durante mucho tiempo consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid y número dos de Esperanza Aguirre”. Conexión que, según Enrique de Diego, llegó “a manifestarse en el fichaje del hijo mayor de Ariza, Julen, por Güemes como su jefe de gabinete”.

Los  homosexuales según Fabra
La relación entre el presidente de Intereconomía y el expresidente de la Diputación de Castellón era tan estrecha que con frecuencia ambos quedaban a comer. En una de esas citas acudió Enrique de Diego. Reproducimos literalmente la descripción que De Diego realiza de dicha comida en Dando Caña (editorial Rambla):
“En una ocasión, asistí a una cena en la marisquería Ponte Areas, situada en la calle Claudio Coello, con Carlos Fabra, Juan José Güemes y Julio Ariza. Éste mostró su rechazo a calificar de matrimonio la unión entre homosexuales, con insistencia y cierta vehemencia. La intervención de Fabra resultó desconcertante: “Los homosexuales en Castellón nos votan a nosotros”. Se produjo un silencio expectante ante el comentario: “Porque son los dueños de los puticlubs y nosotros, los mejores clientes”. Ariza no movió ni un músculo, ni manifestó repulsa moral alguna ante la salida de tono. En términos morales, Ariza respeta, por encima de cualquier otra cosa, el dinero y especialmente el del contribuyente, cuando puede saquearlo en comandita con el presunto corrupto o corrupto de turno”.

Altas reuniones de Ariza
Pero según Enrique de Diego, el presidente de Intereconomía no sólo ha mantenido reuniones con dirigentes del Partido Popular, sino que incluso se ha llegado a reunir con el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y el mismísimo Rey.

Zapatero habla sobre los homosexuales
“Un día Julio Ariza estaba inusualmente amable. Quería verme (…) porque tenía el máximo interés en contarme que había sido recibido en el Palacio de La Moncloa por José Luis Rodríguez Zapatero, a iniciativa del presidente del Gobierno (…) El socialista le explicó que todo lo había hecho con la mejor intención y según criterios morales, tal y como él los entendía. Así, con el matrimonio entre homosexuales, cuestión arduamente combatida por Intereconomía y hacía la que Ariza mostraba auténtica aversión, había pretendido reducir el sufrimiento de quienes él consideraba discriminados por su orientación sexual”, señala en su libro Enrique de Diego.

El consejo al Rey
El experiodista de Intereconomía también indica que además de en La Moncloa, Julio Ariza ha sido recibido en La Zarzuela. “Ariza no me contó ni una sola de las palabras del Borbón (…) pero sí que le aconsejó que visitara residencias de ancianos y comederos de Cáritas porque debe saber cómo viven hoy los españoles”.