Entre esos casos llamativos que nos dejó el 24-M está Zamora, una de las ciudades más envejecidas de Europa, en la que casi el 30% de la población es mayor de 65 años, y en la que el Partido Popular gobierna de manera ininterrumpida desde 1995. Pues bien, Zamora tendrá un alcalde de Izquierda Unida.

Este partido tuvo el camino bastante despejado dada la caída del PP, que perdió un tercio de sus apoyos, casi 5.000 votos, y frente a un PSOE dividido, del que dimitieron cuatro concejales durante la pecampaña. A Izquierda Unida tampoco le hizo sombra Podemos, que finalmente no se presentó a las elecciones.

De IU, de toda la vida
Francisco Guarido, al que los habitantes de Zamora identifican como un hombre de Izquierda Unida de toda la vida que lleva más de una década peleando contra la gestión del PP en el Ayuntamiento, será el próximo alcalde de esta ciudad de 60.000 habitantes.