Montserrat Gomendio, número dos de Educación. Detrás, el ministro José Ignacio Wert. Montserrat Gomendio, número dos de Educación. Detrás, el ministro José Ignacio Wert.



El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ya puede añadir otra polémica más a su historial con la manipulación de su Departamento del informe PIAAC (conocido como el PISA) de la OCDE al acusar a la LOGSE de los malos resultados obtenidos por los adultos españoles en ese estudio, algo que se ha ocupado ya en desmentir la propia OCDE. El empeño fue tal que el Ministerio se saltó los tiempos que había fijado la organización internacional para hacer público su informe con la presumible intención de que prevaleciera su versión.

Un nuevo dolor de cabeza para el Departamento de Comunicación
Un nuevo dolor de cabeza para el Departamento de Comunicación del Ministerio de Educación a escasos días de la renuncia de la anterior jefa de prensa por las intromisiones de la número dos de Wert, y pareja sentimental, Monserrat Gomendio, en el día a día de la agenda del ministro.

La LOGSE es la culpable
El pasado lunes, la secretaria de Estado Gomendio convocó una rueda de prensa para adelantar algunos malos datos del informe de la OCDE, que atribuyó a la LOGSE, la ley educativa promulgada en 1990 por el Gobierno socialista de entonces. Según la número dos de Wert, “la situación de los jóvenes españoles de entre 16 y 24 años es peor que la de otras países” por culpa de la LOGSE. Sin embargo, el informe PISA no se refiere en ningún momento a las leyes de los países.

La OCDE desmiente la responsabilidad de ninguna ley
Una de los autoras del propio estudio de la OCDE, Marta Encinas-Martin, declaró a El Confidencial que no se puede asociar el informe “a lo que ocurrió en un periodo concreto”, ya que “habría que analizar si fue el cole el que no les formó o el hecho de que al salir del cole dejaron de educarse, porque las competencias se pierden. A los 34 años, si estabas muy formado a los 16 con la LOGSE y no hiciste nada por ello después, obviamente las perdiste. No se puede acusar a la LOGSE de esto”, explicó la experta.

Las prisas de Wert y Gomendio para vender su versión
Sin embargo, el Departamento de Wert vio en esto una oportunidad para atacar al PSOE y no dudó en correr a hacerlo. Y esto de manera literal: a pesar de que la OCDE había establecido que no podía publicarse los datos de su estudio hasta las 11 de la mañana del 8 de octubre, el Ministerio anunció que podía hacerse a las 23:00 horas del día anterior. La decisión de Educación tuvo el efecto que esperaba, porque sirvió a algún medio de la derecha para sacar titulares en la línea que interesaba al Gobierno: “La Logse relega la educación de los adultos españoles a la cola de la OCDE”, publicó ABC.

La OCDE no pudo hacer prevalecer sus tiempos
Tras el anuncio del Ministerio de que los datos podían hacerse públicos durante la noche del 7 de octubre, llegó el desmentido de la OCDE rectificando que el estudio debía estar embargado hasta el día siguiente. Pero ya era tarde, y las ediciones de papel de los diarios lo sacaron la mañana siguiente.