La página Losgenoveses.net, colaboradora de nuestro periódico, ha hecho público a través de su cuenta en Twitter una transcripción literal de lo que dijo Mariano Rajoy en una conferencia organizada por The Economist y que se titulaba "Más allá de la austeridad: volver a la senda del crecimiento". Tuvo lugar relativamente hace muy poco, el 12 de febrero de 2013. Es decir, Rajoy ya era presidente del Gobierno.  Pero por su contenido, tan diferente de lo que parece pretender ahora, se diría que es de una persona y un tiempo muy diferentes.

Se estaba ya en el debate posterior a la conferencia cuando le preguntaron a Rajoy por la reforma de la ley Electoral. El jefe del Ejecutivo, Lliteralmente, respondió esto:


Sobre la reforma de la Ley Electoral, en España nos dimos una Ley Electoral en la época de la transición; es decir, hay que situarse en el contexto en el que se hizo la Ley Electoral española. La Ley Electoral española, sobre todo, buscaba una cosa, que era el consenso, que era representar a una gran mayoría de españoles.

Siempre hay que situarse, para tratar esas cosas, en lo que era la España de los años 1977-1980, donde había que poner de acuerdo, y se logró, a gente que venía directamente del exilio, es decir, que ni siquiera vivía en España, con gente que había formado parte, e incluso habían sido ministros, del régimen anterior. Se hizo un esfuerzo colosal, con sus dificultades. Se hizo una Constitución, con sus problemas, porque evidentemente los tiene; pero el gran valor de lo que se hizo en aquella época fue que se hizo por un consenso muy mayoritario y buena prueba de ello es que con esa Constitución gobernaron en España la UCD con mayoría y en coalición, el Partido Socialista con mayoría y sin mayoría, y el Partido Popular con mayoría y sin mayoría. Es decir, han gobernado todos los grandes partidos.

La Ley Electoral también se hizo con el acuerdo mayoritario de todas las fuerzas políticas y la Ley Electoral, como todas las leyes electorales, es opinable, como todos los sistemas. ¿Le parece justo un sistema como el británico donde hay una circunscripción y el que saca el 51 por 100 tiene escaño y el que saca el 49 por 100 no tiene nada, tiene exactamente cero? Con lo cual se podría dar la situación, evidentemente sólo en teoría pero se podría dar, de que un partido sacara el 51 por 100 de los votos a nivel de todo el país y otro el 49 por 100, y el que tuviera el 49 por 100 tuviera cero escaños. ¿O es normal un sistema como el estadounidense donde eligen dos senadores California y, por ejemplo, Hawai, cuando en California viven muchos más millones de personas?

Es decir, todos los sistemas electorales son opinables y son discutibles, y en Europa hay todo tipo de modelos. En el mismo Reino Unido el sistema mayoritario no vale para las elecciones europeas, vale el sistema proporcional y eso hace que partidos que tienen cero escaños en el Parlamento británico, sin embargo, estén representados en el Parlamento Europeo. Y lo mismo ocurre en Alemania y en otros muchos países.

Entonces, ¿la Ley Electoral se puede modificar? Por supuesto que se puede modificar, como cualquier Ley; pero creo que lo más importante, conociendo la historia de este país, es que cualquier modificación de la Ley Electoral se haga con un gran consenso. Yo, desde luego, nunca modificaré la Ley Electoral por mayoría. Por mayoría subiré o bajaré la tarifa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, pero en ningún caso modificaría la Ley Electoral. Creo que hay consensos básicos que hay que preservar.



Claro que aún más extrañas pueden resultar las palabras de quien es la número dos del partido y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal. Bien es verdad que pronunciadas hace ya más tiempo, cuando el PP, como se va a ver, no parecía muy partidario de modificaciones de la ley electoral... Claro que las encuestas entonces anunciaban resultados muy diferentes a los de ahora. Esto fue lo que dijo Cospedal, que sin dudarlo relacionó la imposición de cambios en la ley electoral con Mussolini o Hitler, o que "reformar una ley electoral con los votos y el único apoyo de un gobierno es algo que no se produce en ninguna democracia, que es un sistema propio de sistemas bolivarianos no propio de un régimen democrático":