[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"38287","attributes":{"class":"media-image alignleft size-full wp-image-169102","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"315","height":"170","alt":"Ra\u00fal del Pozo en Telecinco, en El Gran Debate"}}]]Raúl del Pozo vuelve este martes con sus mensajes cifrados sobre Bárcenas e insiste en que el extesorero dejó a cargo de “tres incondicionales” tres mochilas con “vídeos, talones, recibís” y “un saco de dormir” en el que guardó “lo más importante”. Al periodista de El Mundo le confirman que hay algo que podría resultar “un tiro en la frente del Gobierno”, aunque dado que se “han tirado muchas balas y no ha pasado nada”, el tigre Bárcenas puede resultar “un gato alpino”. No obstante, muchos en el PP aún se preocupan por si su nombre “aparece en algún cheque o recibí”.

Un ministro entre los pillados
“Me han avisado: no tengas el teléfono conectado al ordenador porque te pueden grabar hasta los ronquidos”. De esta forma inicia Del Pozo su artículo en la contraportada de El Mundo, en el que da nuevas pistas: “hay grabaciones. Entre muchos pillados hay un ministro”. Pero el secreto está bien guardado por los tres incondicionales de Bárcenas. Sobre ellos, el periodista añade hoy un dado: “les puedo añadir que uno de los tres depositarios de las grabaciones sigue grave y que el que guarda el saco de dormir no es, como yo pensaba, un empleado de Génova, sino un alpinista extranjero”.

De tigre a gato
Dice Raúl del Pozo que “el PP da por descontado lo de Bárcenas” y cita a un confidente que explica que en Génova veían al extesorero como “un tigre del Himalaya y ha resultado un gato alpino”. Entonces “¿por qué se preguntan unos a otros: ¿suena mi nombre?, ¿aparezco en algún cheque?, ¿estoy en algún recibí?”, pregunta el periodista. “La verdad es que no tienen ni puta idea de cómo habrá descrito el estado de los calzoncillos o bragas el tesorero-confesor-cantarra que los ha lavado durante 25 años”, añade.