El diputado del Partido Popular, Vicente Martínez Pujalte, ha decidido disolver la empresa, Sirga XXI Consultores SL, por la que cobró 75.000 euros como asesor verbal a la constructora Collosa. Así lo recogió el Boletín Oficial del Registro Mercantil el pasado 17 de agosto nombrando a Pujalte, que era administrador solidario de la empresa, liquidador de la misma.

La noticia saltó a los medios cuando la Agencia Tributaria descubrió los cobros del diputado dentro de la investigación sobre una trama eólica en Castilla y León. Ante los cobros de Pujalte con una empresa que trabaja con la Administración, se abrió una investigación en la Comisión del Estatuto del Diputado que terminó cerrándose con solo los votos del Partido Popular, considerando como buena la versión del diputado donde aseguró que no tuvo relaciones con la administración y que se limitó a una asesoría financiera.

¿Ético? “No, me parece legal”
Preguntado por si le parece ético que estuviese trabajando para una empresa que contrata con la Administración, a la vez que siendo diputado, ni corto ni perezoso Pujalte contestó: “No, me parece legal”. Explicó sus palabras añadiendo que se acogió al marco legal existente, que está abierto a debatir, pero que es el que actualmente está en vigor. “He cumplido con mis obligaciones en el Congreso y con Hacienda, creo que lo he hecho bien y estoy satisfecho de las labores que he hecho”, ha defendido antes de añadir: “Yo siempre he practicado el pluriempleo” y “cumpliendo exigentemente con mis deberes profesionales tanto como diputado como en los trabajos que he realizado”.

5.000 al mes por dar consejos
Además de lo ético o no del trabajo, también llama la atención las cantidades de dinero que recibió Martínez-Pujalte por asesoramiento en temas relacionados con la propiedad. Mario Armero, exconsejero delegado de Colosa, defendió el fichaje y las retribuciones del diputado popular por su visión “muy privilegiada de la economía y de la vida real”. “Un diputado informado sabe más de microeconomía que muchos consultores”.

Sobre la inexistencia de informes sobre los asesoramientos de Pujalte, desde Collosa también se señaló que sus consejos tenían “naturaleza de asesoría que no suelen materializarse en informes. En casi ningún caso hay informes por escrito”.

Defensor de sus ‘amigos’
Martínez-Pujalte siempre ha sido uno de los diputados del PP que más ha defendido a sus compañeros señalados por la corrupción, declarándose “amigo” de Carlos Fabra y Jaume Matas, ambos en prisión. Cuando este caso salió a la luz, le tocó defenderse a sí mismo asegurando que nada de lo publicado se contradecía con su régimen de incomptabilidades.