Iñigo Ramírez de Haro, el cuñado de Esperanza Aguirre, vuelve a la carga. En 2004, el dramaturgo y escritor ya generó enorme polémica a raíz del estreno de su obra teatral 'Me cago en Dios' en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Entonces, Aguirre se vio obligada a posicionarse en contra el hermano de su marido y mostrar su indignación ante una obra de teatro que provocó enorme malestar en los sectores más conservadores del Partido Popular.

'Trágala, Trágala'
Transcurridos más de 10 años desde entonces, Ramírez de Haro vuelve a los escenarios. Y lo hace con 'Trágala, Trágala', una obra en la que el dramaturgo presenta una España que no ha cambiado desde hace siglos y en la que la inquisición sigue vigente. Un espectáculo que estrenará a escasos días de que se celebren las elecciones municipales a las que se presenta su cuñada para hacerse con la alcaldía de Madrid.

Se lleva muy bien con Aguirre...
Con el objetivo de promocionar su obra, Ramírez de Haro ha concedido este jueves una entrevista al diario El Mundo en la que asegura que “siempre” le ha perjudicado ser el cuñado de Esperanza Aguirre, aunque asegura llevarse “muy bien” con la dirigente del Partido Popular madrileño.

... pero simpatiza con Podemos
Pese a ello, el dramaturgo no oculta la enorme distancia ideológica que le separa de la mujer de su hermano. De hecho, Ramírez de Haro reconoce sentirse próximo a Podemos: “Yo también estoy a favor del reparto de la riqueza... Estoy de acuerdo con ellos en algunas cosas fundamentales y, qué quiere que le diga, a nivel intelectual tienen un proyecto muy interesante. Yo me he leído todas las propuestas de Iglesias y Monedero y le aseguro que ha sido un placer”, afirma el cuñado de Esperanza Aguirre.

Contra el cristianismo de Podemos
En este sentido, Ramírez de Haro califica a Podemos como un revulsivo fundamental para la política española y contra el choriceo. Sin embargo, lamenta que exista un “cierto tufo cristiano en sus palabras”. En su opinión, “el problema sigue siendo el mismo. A la derecha le pone la Iglesia, y a la izquierda, Cristo. ¡El monoteísmo es una pesadilla! Hay que apartarse de los valores cristianos. ¡Si hasta Podemos está todo el día hablando del Papa Francisco cuando éste justifica la violencia en algunos casos!”.