El líder de Podemos, Pablo Iglesias (4ºd), junto a los miembros de su equipo, durante el acto de clausura de la Asamblea Ciudadana en el que han dado a conocer la nueva dirección, hoy en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid. EFE El líder de Podemos, Pablo Iglesias (4ºd), junto a los miembros de su equipo, durante el acto de clausura de la Asamblea Ciudadana en el que han dado a conocer la nueva dirección, hoy en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid. EFE



Según un sondeo de Sigma Dos encargado por Mediaset, el partido de Pablo Iglesias aventaja en dos puntos al Partido Popular en la intención de votos de los ciudadanos. El PSOE reduciría 10 puntos y quedaría como tercera fuerza electoral enun tablero en el que IU y UPyD no sacan rédito al descontento social y Ciudadanos entraría con fuerza a nivel nacional entre los grupos minoritarios.

Podemos, primera fuerza
Según estos datos,  la formación de Pablo Iglesias lograría el 28,7% de los votos si hoy se celebraran elecciones generales, lo que le convertiría en el primer partido en intención de voto tan solo un año después de su creación. Por detrás se situaría el PP que perdería su mayoría al conseguir el 26,5% de los votos, lo que supone una pérdida de 18 puntos en intención de voto desde 2011.

El PSOE baja
El PSOE también baja con fuerza al perder diez puntos y situarse en el 18,7% de los votos. Esto lo relega a la tercera fuerza electoral en un tablero en el que Izquierda Unida, con el 5,3%, y UPyD, con el 4,4%, no terminan de rentabilizar el descontento social, informa Telecinco.es.  Además, Ciudadanos irrumpe a nivel nacional en un Parlamento que completarían CiU, Esquerra y PNV, entre otras fuerzas minoritarias.

Coaliciones necesarias
Ante este panorama, se harían necesarias coaliciones para formar posible Gobierno. Serían obligatorias porque con el Parlamento que dibuja la encuesta de Sigma Dos es posible que ninguna ley saliera adelante.

PSOE y Podemos
Con los datos, Podemos es el partido que tendría que formar Gobierno y su principal aliado podría ser el PSOE. A ellos se podrían sumar otros grupos pero el principal apoyo tendría que ser la formación de Pedro Sánchez. Sin embargo, el PP también podría pactar para desbancar a Podemos. Para ello sería necesaria una, a priori complicada, alianza con el PSOE.