Pablo Iglesias ha presentado este viernes su plataforma 'Podemos' con la que aspira a configurar un proyecto con el que presentarse a las elecciones europeas. Más de un centenar de personas llenaron el Teatro del Barrio en Lavapiés (Madrid) para escuchar al politólogo, y varias decenas más se tuvieron que quedar fuera pero también fueron arengados por Iglesias al término del acto.

"Toca mover ficha"
El politólogo alertó de que "esta crisis se ha convertido en la excusa para el secuestro de la democracia y los derechos sociales" y "el problema no es que el Gobierno sea de derecha, sino que esos títeres están destruyendo los derechos humanos, hay que defender la decencia". También cito a su mano derecha en el proyecto, el también profesor de ciencias políticas Juan Carlos Monedero, para decir que "toca mover ficha" y es lo que "intentamos hacer aquí, voy a dar un paso adelante asumiendo que puedo encabezar una candidatura para las europeas".



Llamamiento genérico con énfasis en IU
Las tres condiciones que estableció Iglesias para cuajar el proyecto es "un mínimo apoyo de 50.000 apoyos", apuntando que éste se puede demostrar en la web www.podemos.info. En segundo lugar apeló a un "proceso de unidad con todas las fuerzas que han luchado contra la austeridad y en la defensa de los derechos sociales", y ahí citó en primer lugar a IU, pero también a Anova, las CUP, SAT o a los movimientos ciudadanos, a todos los cuales "les tendemos la mano". Por último, mostró su disposición a "competir" en primarias con un candidato de elegido por esas organizaciones citadas -aunque citó expresamente el "ejemplo" de IU- si la coalición acepta la plataforma unitaria, y si pierde "me pondré detrás, a sus órdenes".

Primeros roces
Iglesias anunció su proyecto en Cuatro el pasado miércoles y desde entonces han surgido algunos roces significativos con históricos de IU, como el exsecretario general del PCE Francisco Frutos.