El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, atiende a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso de los Diputados que hoy celebra sesión de control al Gobierno. EFE El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, atiende a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso de los Diputados que hoy celebra sesión de control al Gobierno. EFE



Mariano Rajoy ha dado un paso más en su desprecio a los periodistas. Primero fue su comparecencia en plasma para explicar las acusaciones sobre la financiación del Partido Popular. Después vino su afrenta a la tradición por la que los periodistas pactan quién preguntará y sobre qué al presidente en las dos escasas preguntas que concede en sus ruedas de prensa obligatorias con mandatarios internacionales. Se saltó el orden establecido y decidió que le preguntase sólo un periodista de ABC. Y hoy, esa misma acción se convertirá en la norma a partir de ahora.

Con el lío de la consulta soberanista en Cataluña de fondo, la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, ha anunciado hoy a los periodistas presentes en la rueda de prensa de Rajoy y Herman Van Rompuy que a partir de ahora sería Moncloa quien elegiría a los autores de las preguntas.

Según La Sexta, desde esta mañana Moncloa ya habría llamado a varios medios de comunicación afines para conminarles a que apoyen esta ruptura de la tradición, que viene funcionando sin interrupción desde la época de José María Aznar.

Muchísimos periodistas relevantes han manifestado su profundo malestar en las redes sociales: