La portavoz de PAH Ada Colau (c), junto a decenas de miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). EFE/Archivo La portavoz de PAH Ada Colau (c), junto a decenas de miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). EFE/Archivo



La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha recibido el Premio Ciudadano Europeo 2013 que otorga anualmente el Parlamento Europeo. Esta distinción, que se otorga desde 2008, reconoce "a personas u organizaciones excepcionales que luchan por los valores europeos, promueven la integración entre ciudadanos y los Estados miembros o facilitan la cooperación transnacional en el seno de la Unión, y a los que día a día tratan de promover los valores de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE".

Premio también para la Real Academia de la Lengua Vasca
El Parlamento Europeo ha seleccionado a la PAH y a la Real Academia de la Lengua Vasca (Euskaltzaindia), junto a otras 41 candidaturas, procedentes de un total de 21 países europeos. El premio se entregará a mediados de octubre en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas. La candidatura de la PAH había sido presentada por los eurodiputados Raül Romeva (Verdes/ALE), Ana Miranda (Verdes/ALE) y Willy Meyer (GUE/NGL). La eurodiputada liberal Izaskun Bilbao (ALDE) defendió la candidatura de Euskaltzaindia para el premio.

Ada Colau pide al Gobierno que rectifique
La portavoz de la PAH, Ada Colau, ha considerado que este premio "debería hacer rectificar al PP". En declaraciones a EFE, Colau se ha mostrado "muy agradecida" al Parlamento Europeo por la distinción "que es especialmente importante en un contexto donde el Gobierno del PP no ha querido recoger las demandas de la PAH y ha dado la espalda a la Iniciativa Legislativa Popular".

"Este premio evidencia el carácter antidemocrático del Gobierno"
Ada Colau ha recordado que “el PP ha intentado desviar la atención del problema de los desahucios y la vivienda con una campaña para desacreditar y criminalizar a la PAH, llamándonos nazis y terroristas. Para la portavoz de la plataforma antidesahucio, el reconocimiento del Parlamento Europeo “deja en evidencia el carácter antidemocrático del Gobierno del PP”.

Los ataques del PP contra Colau y la plataforma
Altos cargos del PP han atacado abiertamente a la plataforma y a su portavoz, en un intento de descrédito que, como se ve, no ha dado resultado.

Le ha acusado de estar cerca de ETA
En marzo pasado, la Delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, pidió explicaciones a la PAH por haber apoyado, en su opinión, una manifestación a favor de los presos de ETA, y aseguró que Ada Colau y otros miembros de la PAH habían manifestado su apoyo a organizaciones de la izquierda abertzale como Bildu, Sortu y otros colectivos “que tienen mucho que ver con ETA”.

Colau calificó sus afirmaciones de falsas y muy graves porque implican consecuencias como amenazas para ella y su familia. “Lo que me han hecho a mí no es un ‘escrache’, es acoso”, afirmó la activista.

Cospedal llamó los escraches "nazismo"
En abril pasado, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, tildó las protestas de la plataforma ante la casa de los políticos de “nazismo puro” y añadió que “la violencia genera violencia y se vuelve contra quienes la practican”. Luego se reafirmó en sus palabras.

Iturgaiz trató a Colau en el Europarlamento como a una proetarra
Ese mismo mes, en el Parlamento Europeo, el eurodiputado popular Carlos Iturgaiz trató a Ada Colau como si se tratase de una proetarra. La acusó de vestir piel de cordero en Europa”, mientras en España “va de lobo”. Además, le exigió que condenase públicamente los escraches.

Los opinadores de la derecha, detrás
En un coro homogéneo tras el PP, periodistas de la derecha han mantenido el mismo discurso. Hermann Tertsch ha hablado de “juego y persecución nazi” al referirse a la actuación de la plataforma, y ha dicho que los miembros de la PAH “marcan los domicilios como marcaban los nazis a los judíos”.

Kaleborroka
El periodista de Intereconomía Román Cendoya, ha afirmado que “detrás” de Colau lo que hay es una nazi y una fascista” y cuestionó que quién es la activista para decirnos que persigamos a diputados. Eso, antes de calificarse de “kaleborroka”.

Vasos comunicantes con ETA
El columnista de ABC, Ignacio Camacho, ha considerado que los escraches recuerdan a “la socialización del sufrimiento de infama recuerdo” y añadió que “hay vasos comunicantes” y “corrientes de simpatía” con la banda terrorista.

Las hordas de Colau
Otra opinadora de la derecha, también columnista de ABC, Edurne Uriarte, tildó a los activistas de la PAH, de “hordas de Ada Colau” y aseguró que se indignan “cuando se les indica que en España sabemos mucho de señalamiento y acoso domiciliario a través de la experiencia vivida con la persecución etarra”. Son sólo algunos ejemplos.