“La homosexualidad y la heterosexualidad no son equiparables desde el punto de vista de la salud”, “la homosexualidad supone asumir un mayor riesgo y suele asociarse con multiplicidad de parejas”. Estas son algunas de las ideas incluidas en el libro de texto de 'Biología y Geología, Vida y Salud'  de 3º de la ESO que se imparte en colegios concertados desde que se publicara en 2007, y que se ha atribuido a la editorial SM (Sociedad Marianista). Como era de esperar, la denuncia, en las redes sociales, ha provocado polémica y la Confederación de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza (STEs-intersindical) ha emitido un comunicado en el que califica de “intolerable que en un centro educativo se impartan contenidos que fomentan la homofobia”.

La heterosexualidad es el modo saludable de la sexualidad
En el polémico libro pueden leerse afirmaciones como ésta: "La heterosexualidad (...) es el modo más saludable de sexualidad" y "es también el entorno más óptimo para la educación de los hijos, donde aprende amar y, por naturaleza, son amados". En Change.org, una iniciativa ciudadana ha conseguido más de 42.000 firmas para que se retire el libro.

Un texto de la Universidad de Navarra
La confederación de trabajadores de la enseñanza afirma en su comunicado que “ante la polémica surgida en los últimos días, a raíz de la difusión en redes de contenidos del libro de Biología y Geología de 3º de la ESO, utilizado en algunos centros concertados de ideario católico considera inaceptables que se hayan producido estos hechos. El libro con ISBN (978-84-615-0665-1), cuya atribución a SM ha merecido un comunicado rebatiéndolo de la editorial, pertenece a un texto editado por el Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública y la Escuela de Enfermería de la Universidad de Navarra, según asegura la fuente de difusión”.

Viola normativas internacionales
La confederación de sindicatos recuerda que textos como los incluidos en el libro incumplen “las distintas normativas nacionales e internacionales, como son los Principios de Yogyakarta, que protegen el respeto a la diversidad sexual y a la identidad de género como parte de los Derechos Humanos fundamentales”.

“En STEs-i consideramos que es intolerable que en un centro educativo se impartan contenidos que fomentan la homofobia y que atentan directamente no solo contra las personas LGTBi sino contra el resto de alumnado que está siendo adoctrinado en valores que perpetúan las discriminaciones existentes por diversidad sexual. Consideramos también que es inadmisible que se mantengan conciertos educativos, y por lo tanto sostenidos con impuestos públicos de todos y todas, con centros que bajo el paraguas de “la libertad del propio ideario” no solo discriminan por razón de sexo, sino que adoctrinan contra las libertades y los derechos fundamentales de las personas, como es en este caso el respeto a la diversidad sexual y a la identidad de género de cada individuo”.

Los sindicatos piden al Gobierno que lo retire
El STEs-i pide al Gobierno y al próximo que retire los conciertos a centros que discriminan por razón de sexo, por identidad de género o diversidad sexual y sustituya la religión por la educación en valores en todos los centros educativos, en beneficio “de una educación más respetuosa, plena y de calidad”.