La gestión del Ministerio de Sanidad, que dirige Ana Mato, de la crisis del ébola desde la repatriación del primer español contagiado fuera de España ha dejado fallos que, con grandes probabilidades, han conducido a la situación que se enfrenta ahora, con una enfermera contagiada. Desde el inicio de esta crisis sanitaria, a principios de agosto, ELPLURAL.COM ha venido advirtiendo de la dejadez, la falta de información rigurosa y de un protocolo efectivo contra esta amenaza y ha recogido las críticas de trabajadores de la Salud, a los que las autoridades sanitarias no han dado crédito.

La enfermera se sometió a pruebas seis días después de sentir los síntomas
El hecho de que la auxiliar de enfermería contagiada, empezara, la madrugada del 30 de septiembre, a sentir “síntomas vagos”, según las palabras del director general de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, Antonio Alemany, que admitió, sin embargo, que se trataba de “fiebre, de menos de 38,6 grados y astenia”, y que no se decidiera su ingreso hospitalario hasta este lunes, día 6, pone en evidencia un protocolo con fallos. El protocolo establece que debe iniciarse pruebas cuando la fiebre supera los 38,3 grados.

La primera contagiada fuera de África
La auxiliar, la primera contagiada fuera de África, estuvo dos veces en la habitación del religioso Manuel García Viejo, primero para atenderle y luego cuando ya había fallecido, el 25 de septiembre, para poner orden en el habitáculo. Formó parte, además, del equipo de 30 profesionales que antes atendieron al otro religioso, Miguel Pajares.

Críticas de los trabajadores sanitarios
La secretaria general de la Asociación Madrileña de Enfermería, AME, Amaia Batanero, ha dicho, en declaraciones recogidas por El Confidencial, que “no sabemos si los hospitales tienen o no protocolos, pero lo que está claro es que no se han difundido, y los trabajadores tienen miedo a contagiarse porque no saben qué es lo que se debe hacer en estos casos”.

Sanidad "miente"
“Cuando el hospital te dice que la seguridad está garantizada al 100% ya dudas porque sabes que no es verdad. Si empiezan mintiendo, luego ya es muy difícil que se les crea, y hay motivos para estar asustados”, añadió la representante de los enfermeros.

"Prefirieron ahorrarse el dinero de formación"
Amaia Batanero recordó que “el personal de enfermería de cuidados intensivos de La Paz llevamos pidiendo formación adecuada y entrenamiento desde el mes de mayo, cuando nos dijeron que nos teníamos que encargar de tratar a estos pacientes si se daba algún caso”, pero –añade- nunca se escucharon sus demandas. En su opinión, “prefirieron ahorrarse el dinero en formación debido a los recortes”.

Concentraciones en los hospitales para exigir responsabilidades
Ya hay convocadas de urgencia concentraciones en hospitales madrileños para exigir que “se depuren responsabilidades y se presenten dimisiones”, según ha anunciado un sanitario de la Marea Blanca, citado por el mismo diario. Se anuncian, además, movilizaciones en centros de toda España para exigir la dimisión de Ana Mato.

La inexperiencia del personal que dio la formación
El testimonio de otro sanitario en agosto, ofrecido por la Asociación Madrileña de Enfermería, da una idea de cuál ha sido la preparación de los trabajadores de la sanidad; lo recoge hoy El Periódico de Catalunya. “El Hospital de La Paz ha impartido dos charlas de 45 minutos (…) Por la inexperiencia del personal que las impartía, los trajes se rasgaban, sustituían las calzas por bolsas de plástico, no existían escafandras completas y venían a decir poco más o menos que había que hacer un apaño para cubrirse la cara”.

Un informe de enfermeros denuncia deficiencias en el protocolo
Este domingo, un grupo de enfermeros que prepara una tesis doctoral sobre bioseguridad para el tratamiento del ébola denunció ante el Consejo General de Enfermería una serie de deficiencias en los protocolos de protección del personal que trabaja con este tipo de enfermos y que se han establecido en España desde el pasado agosto, según adelanta El Mundo.

Conclusiones "muy preocupantes"
El documento denuncia que España no estaría respondiendo a los niveles de seguridad exigidos a nivel internacional para el personal que trabaja con enfermos de ébola y propone medidas para corregir la situación. El presidente de los enfermeros, Máximo González Jurado, calificó los aspectos incluidos en el informe de “muy preocupante”. El estudio incluye sólo los riesgos para los los sanitarios, y no se ocupa de los protocolos de seguridad para los pacientes y la población en general.

Un enfermero que atendió en agosto a Pajares denunció falta de control
Las críticas del Consejo General de Enfermería se suman a otras denuncias del personal sanitario sobre la falta de un protocolo efectivo ante la amenaza del ébola. El primero fue un enfermero que formó parte del equipo sanitario que atendió al primer religioso español contagiado en África, Miguel Pajares, denunció que no se les realizó “ningún control ni analítica”.

El hospital desautorizó al enfermero
ELPLURAL.COM contactó entonces con el hospital y fuentes autorizadas explicaron que “el protocolo de la Organización Mundial de la Salud estable que los miembros del equipo sólo tienen que controlarse, ellos mismos, la temperatura dos veces al día y si supera los 38 grados tienen que comunicarlo”, y que así se les ha trasmitido. Ellos mismos lo hacen, sea en su puesto de trabajo o donde se encuentren”. Cuando este periódico preguntó por las declaraciones del enfermero, la respuesta del centro fue que ese trabajador “no está autorizado para hablar” y que a todos los miembros del equipo que atendió al religioso “se les ha informado del protocolo. Si ellos entienden otra cosa…”.



Contradicciones de las autoridades sanitarias
La denuncia del enfermero puso en cuestión las declaraciones del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, quien había afirmado horas antes que el equipo sanitario que atendió a Pajares se había sometido a controles analíticos para asegurar que no han tenido contaminación por el virus del ébola y que todos han resultado “negativos”.

Hubo también confusión en el proceso que rodeó todo lo concerniente al operativo dispuesto para desinfectar la habitación donde fue atendido Miguel Pajares. La ministra Mato titubeó al contestar a los periodistas cuando le preguntaron si había empezado el proceso de desinfección, y el consejero madrileño afirmó que se “realizarán” las labores de descontaminación. Sin embargo, el Hospital de La Paz confirmó a ELPLURAL.COM que el procedimiento se había iniciado ya.

La ausencia de la ministra Mato
La actitud de la ministra desde el inicio de la crisis ha sido más que cuestionable. Hay que recordar que cuando la Organización Mundial de la Salud declaró el brote de ébola emergencia sanitaria internacional y recomendó medidas excepcionales para evitar el contagio en España, existía ya alarma por la repatriación de Pajares. Sin embargo, Mato no compareció ante los ciudadanos para explicar la situación y trasmitir tranquilidad.

Fuentes autorizadas del Ministerio de Sanidad contestaron entonces a las preguntas de ELPLURAL.COM sobre la ‘ausencia’ de la ministra que “está en el Ministerio”, pero “no tenemos ni idea” de su agenda, ni si se ha ido de vacaciones, o si se irá.