[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"31375","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-269082","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"325","alt":"La Directora General de Salud P\u00fablica, Mercedes Vinuesa (i), la ministra de Sanidad, Ana Mato, la Secretaria General de Sanidad, Pilar Farjas y el Director General de Servicios y Farmacia, Agustin Rivero, durante la reunion han tenido esta tarde en el Ministerio de Sanidad sobre la alerta sanitaria en la comunidad valenciana tras el ingreso en un hospital de un paciente con los s\u00edntomas del virus del \u00e9bola. Foto: EFE, publicada en la web del Ministerio"}}]] La Directora General de Salud Pública, Mercedes Vinuesa (i), la ministra de Sanidad, Ana Mato, la Secretaria General de Sanidad, Pilar Farjas y el Director General de Servicios y Farmacia, Agustin Rivero, durante la reunion han tenido esta tarde en el Ministerio de Sanidad sobre la alerta sanitaria en la comunidad valenciana tras el ingreso en un hospital de un paciente con los síntomas del virus del ébola. Foto: EFE, publicada en la web del Ministerio



El Ministerio de Sanidad ha analizado al menos diez casos de ébola, que han resultado negativos, según desvela este lunes La Razón con más empeño en lavar la imagen de la ministra Ana Mato en esta crisis sanitaria que en informar. El diario de Marhuenda incluye en sus primeras páginas una foto de Mato, durante una reunión con la directora general de Salud, Mercedes Vinuesa, para demostrar que ‘la ministra ‘trabaja’, después de las numerosas críticas por su ‘ausencia’ en los días de la repatriación del religioso contagiado Miguel Pajares y del caos informativo sobre la descontaminación en el Hospital Carlos III. Junto a la foto, aparece el siguiente titular: “España, blindada ante el ébola”.

Justifica el silencio informativo
En una extensa información, incluida en sus páginas de Sociedad, La Razón desvela que Sanidad ha analizado “al menos diez casos negativos de ébola”, sin dar más detalles, pero justificando el silencio informativo del Ministerio, que no difundió un comunicado ni convocó una rueda de prensa sobre esta cuestión, por “la discreción y prudencia con la que está actuando el Gobierno”.

Un avión aislado en la T4 de Barajas
La Razón revela, además, que el pasado 8 de agosto un vuelo procedente de Nigeria fue “conducido a una zona aislada de la T4 del aeropuerto de Barajas”, después de que se alertara de un caso sospechoso de contagio. Al final, se trataba de “dos niños con amigdalitis”, apunta el diario.

La ministra "revisa protocolos", después de las críticas de sanitarios
La Razón
asegura que “a la mínima sospecha de un posible caso se ponen en marcha los planes sin la menor dilación, canalizados en los centros de referencia presentes en toda la geografía española”, y menciona una reunión mantenida este domingo entre la ministra y la directora de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, para “revisar los protocolos”. Precisamente los sanitarios han criticado la falta de protocolos para evitar el contagio, en medio del caos informativo sobre la descontaminación del Hospital Carlos III tras el fallecimiento del religioso enfermo del ébola.

El control en las fronteras, tras la denuncia de guardias civiles
El diario dice que hay control en puertos y aeropuertos y, también, en las fronteras de Ceuta y Melilla, “donde puede producirse la llegada de inmigrantes de países en los que se encuentra el foco de la enfermedad", y que "la Policía está usando una equipación especial a la hora de revisar todas las embarcaciones que llegan a nuestras costas”. Sin embargo, la Unión de Guardias Civiles denunció en ELPLURAL.COM que no cuentan con medios para prevenir el contagio, ni en puertos ni aeropuertos, ni en Ceuta y Melilla ni en los países de África occidental, afectados por el ébola, donde realizan su trabajo para interceptar cayucos. Los guardias civiles se han quejado de que se les expone a la enfermedad a ellos y a sus familias.