“Todos somos Esther. Los trabajadores de RTVCM no toleramos mas humillaciones, vejaciones y falta de respeto”. Mensaje emitido en las redes sociales por los periodistas de “Telecospedal” en apoyo de su compañera Esther Garrido, redactora que ha sido expedientada por negarse a secundar los caprichos de “Yoliwoman” (Yolanda Guirado), esa subdirectora de informativos que ruborizó a todo el país con su análisis esperpéntico e ignominioso del virus del ébola. “Yoliwoman” exigió a Esther una declaración dirigida, manipulada y preparada que dijese que el “toro está guapo”, en referencia al pañuelo que el cartel publicitario de Osborne luce durante los días de los sanfermines en la carretera de Madrid-Toledo a la altura de la localidad toledana de Cabañas de la Sagra.

La integridad de una periodista
Capricho que Esther Garrido se negó a secundar, recordando a “Yoliwoman” que su trabajo se había realizado con objetividad y dentro de los cánones que marcan la deontología de un periodista, máxime si ésta trabaja en un medio público, rechazando volver al lugar de la información e invitando a la subdirectora de informativos a ir ella misma al pueblo para conseguir la declaración que buscaba. Las huestes que resisten en “Telecospedal” y que se niegan a dimitir junto a su director, Nacho Villa, pretenden ahora abrir un expediente y despedir a esta redactora por demostrar a estos individuos e individuas que la integridad de una periodista está por encima del servilismo y nepotismo aplicado por la dirección del Ente Público.

Un nuevo lunes de negro por “nuestra dignidad”
Y es que, una vez más, Nacho Villa, que ha citado a la periodista para este lunes en “el despacho de los despidos” (ver citación), se confunde de lleno porque lejos de demostrar su autoridad contra una excelente profesional, ha provocado el efecto contrario al conseguir que los trabajadores de la televisión, reducida a escombros de audiencias por el exlocutor de la cadena de los obispos, se vuelvan a levantar contra él y contra todo su equipo, vistiendo de negro este lunes (Este lunes #RTVCM se viste de negro en apoyo a @egnozal) en una nueva protesta contra este “patético” personaje, que no entiende que la lucha llevada a cabo por los periodistas busca, entre otras cosas, defender “nuestra dignidad como profesionales”.



¿Y por qué no sanciona a Victoria Vigón?
La apertura de expediente, y que sea Nacho Villa el autoproclamado instructor del mismo, llama la atención porque nadie, ni siquiera ellos, puede entender que Esther Garrido sea expedientada por no atender a un capricho demencial de una de las responsables de la tele y, sin embargo, la directora de informativos, Victoria Vigón, con un expediente de la Inspección de Trabajo a sus espaldas que ruborizaría a cualquier profesional con un mínimo de dignidad, como adelantó ELPLURAL.COM, no haya sido expedientada; todo lo contrario, aupada, protegida y defendida contra viento y marea. De ahí que el Comité de Empresa no entienda que “mientras que ha hecho oídos sordos a nuestras peticiones para que no pasara por alto hechos tan graves” protagonizados por la tal Vigón, “ahora de pronto pretende ejercer toda su autoridad omnímoda sobre una persona que en estos años ha sido relegada de sus funciones profesionales”, concretan.

Nacho Villa vs García Candau
Sea como sea, el caso es que Nacho Villa se obstina en seguir siendo el director general de la Radio Televisión Pública de Castilla-La Mancha a pesar del clamor de los castellano-manchegos para que deje ya el cargo, de los profesionales de RTVCM, “que exigimos su cese inmediato”, o del propio presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page, que le pide la dimisión, y continúa atrincherado a la “espera de que la Guardia Civil se persone un día para desalojarlo”, reconoció a nuestro periódico un destacado líder socialista, que hace suyas las declaraciones de los trabajadores que saben que en la vida real y con el resultado que han arrojado las urnas en las últimas elecciones, cualquier director de un ente público ya habría puesto su cargo a disposición del nuevo Ejecutivo. “Villa no tiene que ir muy lejos para seguir este ejemplo; su predecesor en el cargo, Jordi García Candau, lo hizo de forma inmediata “, aseguran, para finalmente dejar claro que: “Nacho Villa no tiene ni decencia, ni clase ni, por supuesto, la categoría profesional que se presupone a un cargo de semejante responsabilidad, para saber donde están los límites; él ya los ha sobrepasado todos”.

¿A qué espera Page para ir a la tele?
El caso es que la situación, que se podría prolongar hasta final de año si el presidente del Gobierno castellano-manchego, Emiliano García-Page, quien ha sido diana de las críticas continuas de Villa, no lo impide, puede reventar en cualquier momento y provocar un motín laboral cuyas consecuencias son imprevisibles. Por eso, fuentes de los trabajadores no entienden por qué Page todavía no ha ido a la tele, “sabiendo como sabe que el Comité de Empresa lo invita a visitar las instalaciones cuando él quiera, o los representantes del PSOE en el Consejo de Administración pueden hacer lo propio”, añaden las fuentes, “para los periodistas que llevamos cuatro años sufriendo al personaje de Villa sería muy alentador ver el presidente en unas instalaciones que son suyas, nuestras y de todos los castellano-manchegos, por mucho que se empeñe Nacho Villa en atrincherarse y tomar la tele como si de un cortijo personal se tratara”, concluyen.