El alcalde de Sada, Benito Portela, ha denunciado que la familia Franco no está cumpliendo con el calendario establecido para la apertura al público del Pazo de Meirás, de cuatro días al mes.

Portela, que llegó a la Alcaldía como candidato de Sadamaioría, ha criticado el “calendario restrictivo” establecido para el Pazo de meirás, que es “un motor turístico” para el municipio. En declaraciones a Antena 3, el regidor de Sada ha mostrado su malestar porque la familia Franco ni siquiera está cumpliendo con lo que marca la ley.

Las vacaciones de la familia
Por su parte, el presidente de la Comisión por la Memoria Histórica de A Coruña, Fernando Souto, también ha confirmado que el sitio permanece cerrado y que este viernes no se han podido realizar reservas. Souto ha apuntado a que tal vez se deba a la etapa vacacional de la familia, que se encuentra disfrutando estas fechas del Pazo.

Fernando Souto ha considerado “un esperpento” lo que está sucediendo con el Pazo de Meirás, un sitio que, según ha recordado, fue declarado Bien de Interés Cultural, y que debe abrirse para “el disfrute de todos”.

“¿Quién manda aquí, quien dio la orden para que no se abriera?" Se ha preguntado Souto, que se ha respondido a sí mismo, que está claro que los Franco, quienes “no consideran que el Pazo sea un Bien de Interés Cultural, sino un patrimonio exclusivo y privado”.

La historia
El pazo de Meirás  propiedad de Emilia Pardo Bazán hasta que sus herederos lo donaron a los jesuitas, fue un regalo de las autoridades franquistas de A Coruña a Franco y su familia para que lo utilizasen como residencia de verano. En 2008, el bipartito de PSOE y BNG la declaró Bien de Interés Cultural, decisión contra la que la familia del dictador se rebeló, llegando a los tribunales. En 2011, el Gobierno del popular Alberto Feijóo llegó a un acuerdo por el que solo debía abrirse al público cuatro días al mes, y con fuertes restricciones para conservar la privacidad de los Franco.