Los M&M que Obama ha regalado a Rajoy. ELCOMERCIO.ES Los M&M que Obama ha regalado a Rajoy. ELCOMERCIO.ES



Por mucho que sus visitas internacionales le permitan escaquearse de las polémicas en suelo patrio, Mariano Rajoy tampoco es muy afortunado en el extranjero. Nuestro presidente del Gobierno ha hecho el ridículo prácticamente en los cinco continentes (hablando de fútbol en el funeral de Nelson Mandela o faltando al respeto al emperador de Japón) y su visita a la Casa Blanca no podía ser una excepción.

Para empezar, mientras en España los medios acólitos se deshacen en elogios con la estampa de ver a Rajoy junto a Barack Obama, lo cierto es que los medios norteamericanos han ignorado prácticamente la visita, relegándola a un segundo plano. The New York Times, The Washington Post, CNN o Fox News sólo lo citan de pasada, al hacer referencia a la agenda diaria del presidente americano. Los Angeles Times o el Boston Globe ni siquiera lo mencionan.

Regalos desiguales
En el tradicional intercambio de regalos, Mariano Rajoy también ha salido perdiendo. El presidente español llegó a la Casa Blanca cargado de regalos. En total, tres facsímiles de obras de 500 años de antigüedad: una carta que Vasco Núñez de Balboa envió al Rey Fernando El Católico; una biografía del descubridor y un mapamundi de la época. A cambio, Obama le ha regalado una cajita de M&M's, los famosos cacahuetes cubiertos de chocolate, con el emblema de la Casa Blanca y un autógrafo.

Sin almuerzo
Al menos le habrá valido para aplacar el hambre, porque Obama ha reducido la reunión, sobre la que tanto tiempo llevaba dando larga, a sólo una hora dentro del Despacho Oval, y no ha invitado a Mariano Rajoy a almorzar, como sí hizo con José Luis Rodríguez Zapatero en 2009.

¿México?
Mientras tenía lugar la reunión, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, ofrecía su habitual rueda de prensa diaria (sin límite de preguntas, que en esto también hay diferencias). Cuando le han preguntado si Obama y Rajoy iban a hablar de los casos de espionaje internacional, el portavoz ha confundido España con México. "México, quiero decir España, pero también México...", ha respondido.

El "fubo"
Otra de las principales citas de Rajoy era su discurso en la Cámara de Comercio ante una gran delegación de empresarios españoles y estadounidenses. El objetivo era convencerles de que España es una gran oportunidad de inversión, pero el presidente del Gobierno, como hiciera en Sudáfrica, empezó su discurso hablando de "la selección española de fubo".

Como bonus, algunas de las imágenes más llamativas del viaje: la de Rajoy probando atónito unas Google Glasses  y la que más mofas ha protagonizado: la de Obama mirando su reloj mientras Rajoy le contaba algo que no ha trascendido*.

*ACTUALIZACIÓN: La fotografía en la que Barack Obama consulta su reloj con aire aburrido y que se ha expandido por las redes sociales es un montaje. La instantánea manipulada no se produjo durante la visita de Mariano Rajoy, sino durante una entrevista con Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel, como acertadamente han destacado muchos de nuestros lectores en los comentarios de la noticia. Lamentamos el malentendido, aunque mantenemos la fotografía en el interior para que nadie pueda acusarnos de querer tapar nuestros errores.