El Ayuntamiento de Madrid lo ha tenido guardado bajo llave, y con razón. La cifra de lo que ha costado la presentación de la candidatura de la capital a los Juegos Olímpicos de 2020 es escandalosa, especialmente en un momento como el actual. Los vídeos y la asesoría ascendieron a 2,4 millones de euros, y los discursos, entre ellos, la polémica oratoria de la alcaldesa sobre el “relaxing cup of café con leche en Plaza Mayor”, 220.000 euros. Todo resulta más tremendo después de que, encima, el Consistorio ha reconocido que no tenía el dinero que había prometido al COI para acometer las obras.

Un asesor estadounidense
El Ayuntamiento se había negado a desvelar la cifra, reclamada por la oposición. Según fuentes de la oficina olímpica, citadas por El País, el estadounidense Terrence Burns, entrenador y responsable de todos los discursos de la candidatura madrileña, cobró 300.000 dólares (220.000 euros) por su trabajo.

Burns es el responsable de las palabras del heredero de la Corona: “No me dirijo a ustedes como Príncipe, soy deportista y padre orgulloso de dos niñas que quieren un futuro brillante”. También, del buen humor de de Pau Gasol, que afirmó que “a veces, me pregunto cómo serán mis hijos; tengo la sensación de que serán altos”; y del polémico discurso de la alcaldesa, Ana Botella, que no triunfó ante el COI, pero sí en las redes sociales por su “relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor”.

El asesor estadounidense se encargó de los discursos y los gestos de los intervinientes en la presentación anterior a la decisión del COI, en Buenos Aires, y también fue el autor de los discursos en los tres encuentros previos con miembros del organismo deportivo en Lausana y San Petersburgo.

Un asesor de éxito
Burns empezó a trabajar en la candidatura madrileña en febrero pasado. El presidente de la agencia Helios Partners asesoró con éxito anteriormente a las candidaturas olímpicas de Pekín 2008, Vancouver 2010, Sochi 2014 y PyeongChang 2018, y a Rusia en su aspiración de lograr el Mundial de 2018.  Comenzó a trabajar con Madrid en febrero, antes de la visita de la comisión de evaluación del COI.

2,4 millones de euros a la agencia de los vídeos
El consejero delegado de Madrid 2020, Víctor Sánchez, señalado que la estrategia internacional de comunicación la llevó la agencia británica M-is, a la que se contrató en junio de 2012 por 2,4 millones de euros (más IVA), en “un proceso simplificado y sin publicidad”, según ha informado la candidatura.

Madrid no contaba con la inversión que prometió al COI
Si Madrid hubiera resultado ganadora, hubiera tenido que invertir 1.518 millones de euros, según los cálculos de la candidatura, que, según Botella, eran asumibles por las tres administraciones, de aquí a la celebración de los juegos, que hubiese representado por año 75 millones de euros. Pero el líder del PSOE en Madrid, Jaime Lissavetzky, dejó en evidencia este miércoles a la alcaldesa al pedirle que destine ese dinero a adoptar medidas contra la pobreza, la creación de empleo y otros factores que beneficien a los ciudadanos.

Pero para sorpresa de muchos, la responsable de Hacienda, Concepción Dancausa, respondió al socialista que se “despertara de su sueño”, porque ha Madrid “no le ha tocado la lotería” y admitió que el Ayuntamiento “nunca contempló una reserva de crédito para las inversiones” olímpicas, es decir, que “el compromiso de gasto no estaba en los presupuestos”.