[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"25110","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-327416","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"640","height":"320","alt":"Manuel Mar\u00edn y Jos\u00e9 Mar\u00eda Aznar durante la presentaci\u00f3n del informe de FAES sobre desigualdad"}}]] Miguel Marín y José María Aznar durante la presentación del informe de FAES sobre desigualdad



Un informe anti-Piketty que acaba insinuando que la desigualdad española es fruto de las ineficiencias del Estado de bienestar y no de su insuficiencia. Y sobre todo abrir de nuevo el melón del Estado de bienestar y su "sostenibilidad" (un asunto recurrente de esta cita veraniega), poniendo sutilmente en el disparadero el gasto en prestaciones de desempleo y de paso los derechos laborales de quienes los conservan apelando a aquello de la "dualidad" del mercado. Ese ha sido el objetivo del informe 'Desigualdad, oportunidades y sociedad de bienestar en España', elaborado por la FAES y presentado este martes en el marco de la escuela de verano de la fundación popular.

Cuestionamiento de la eficiencia del gasto social...
El título del informe llevaba implícito la conciencia de la existencia de la desigualdad, y durante la presentación del informe se ha reconocido a regañadientes que algunos parámetros demuestran que en España está creciendo con la crisis, pero se ha dado una curiosa interpretación a la misma. El presidente de FAES, José María Aznar, ha presentado el informe lamentando que "en España el debate esencial es sobre la cantidad de dinero que se dedica a lo que se denominan políticas sociales y no sobre la eficiencia del uso de esos recursos" y que la eficiencia de los países nórdicos "en términos de bienestar es manifiestamente superior al manejo mediterráneo" y que eso no depende del gasto. "Si el debate se plantea como 'aquí hay una banda de ricos y el resto explotados' esa no es la conclusión a la que se llega en España, donde la banda de ricos ni es tan banda ni es tan rica, la ineficiencia del propia sistema es la que genera problemas en las capas más desfavorecidas", ha sentenciado Aznar entre risas socarronas al adelantar las conclusiones del informe.

Pero a pesar de que en España las prestaciones por desempleo han tenido que incrementarse por el gran impacto en términos de empleo de la crisis, el gasto social sigue estando muy por debajo de los países nórdicos que Aznar pone como ejemplo según las estadísticas de Eurostat.

... y en especial de la prestación de desempleo
Uno de los analistas del informe, el economista Juan Carlos Rodríguez, ha asegurado que "las transferencias sociales" en España reducen poco la tasa de pobreza, "cuatro puntos en tiempos de bonanza y ocho puntos en tiempos de crisis" y ese papel "es inferior al que se hace en otros sitios, posiblemente por el tipo de gasto, que en España es el de la prestación de desempleo, que no iguala porque depende del sueldo". Ha reconocido que tasa de privación material severa de las estadísticas de Eurostat "se ha duplicado" en España con la crisis y "estamos ahora en el 7%, son 3,5 millones de personas, habría que poner el foco ahí, son muchos y han crecido mucho durante la crisis". Apunta que ahí se está "en la media" europea y "mejor que Grecia, Portugal e Italia".

Grecia como referente de igualdad de riqueza
Sobre el tema de la desigualdad en la riqueza Rodríguez ha asegurado apuntando a encuestas como fuente que "es baja" porque "mucha gente es propietaria de su vivienda: el dato español es el segundo mejor detrás de Grecia, es extraño pero es así".

Acusaciones de "simplismo" contra Piketty y la izquierda
Pero el más directo en su intervención ha sido el director de Economía y Políticas Públicas de FAES, Miguel Marín, que tras apuntar que el informe había nacido "sin apriorismos ni dogmatismos" lo ha presentado directamente como una especie de manual anti-Piketty: "También partió de la intuición de que enfoques como el famoso libro de Thomas Piketty, que estaba teniendo un gran predicamento a escala mundial, representaban una visión excesivamente sesgada y encorsetada de la realidad y sobre todo inspirando cuestiones simplistas a la izquierda política de este país que como en tantas ocasiones buscan el antagonismo social apropiándose de las buenas intenciones. Planteamientos ramplones que se resumen en 'que paguen los ricos' y cuya eficacia se ha desmentido empíricamente, planteamientos que buscan perpetuar los paradigmas tradicionales en el mercado de trabajo o en el sistema educativo, cuando una de las conclusiones principales de este informe es que el mantenimiento de esos paradigmas explican la desigualdad en nuestro país".

Derechos laborales perjudiciales
Marín también ha excluido a los recortes como factor de fondo en el incremento de la desigualdad: "Las causas de este menor rendimiento son estructurales y no obedecen a las medidas contra la crisis, el sistema de bienestar no tiene un problema de cantidades, es de los países con más nivel de gasto social y se mantiene durante la crisis, no es un problema de gasto sino de su efecto redistributivo". El directivo de FAES ha citado como raíces de esa ineficacia a la insuficiente oferta de trabajo y a un "mercado dual" laboral que "expulsa a los trabajadores menos protegidos", hablando de "factores regresivos del Estado de bienestar" que excluye a determinados segmentos del mismo. La reforma laboral parece haberse quedado ya insuficiente para estas voces.