El ministro de Defensa de España, Pedro Morenes. EFE/Archivo El ministro de Defensa de España, Pedro Morenes. EFE/Archivo



Pedro Morenés es el ministro menos conocido del Gobierno de Rajoy y sólo ha ocupado titulares cuando se ha hablado de sus polémicas conexiones con la industria armamentística. Ahora, el ministro vuelve a estar de actualidad, después de que hace unos días en el Congreso un diputado socialista le preguntara por la extraña adjudicación de la Fábrica de Armas de A Coruña (antigua Santa Bárbara) a una empresa creada ad hoc, con un dudoso proyecto industrial, y escasa capacidad financiera (3.000 euros en su constitución), y de la que uno de sus administradores es un empresario del sector inmobiliario. Un contrato que el comité de empresa y el PSOE sospechan que puede terminar en un “pelotazo urbanístico”.

230.000 metros cuadrados a la entrada de A Coruña
Los 230.000 metros cuadrados que ocupa la Fábrica de Armas de A Coruña en la entrada de la ciudad le convierte en un caramelo preciado, si se produjera “un cambio urbanístico, propicio para la especulación a costa de tirar el proyecto industrial de la antigua Santa Bárbara”, explica a ELPLURAL.COM el diputado socialista por A Coruña Miguel Ángel Cortizo, que planteó el tema al ministro en el Congreso de los Diputados.

La adjudicataria se creó sólo unos meses antes
La empresa adjudicataria, Hércules de Armamento, fue creada unos meses antes de que se convocara el concurso público, al que se presentaron sólo dos empresas, la mencionada y el grupo IFFE. Esta última sociedad ha presentado un recurso contencioso porque considera que se intentó beneficiar a su contrincante.

Un capital de 3.000 euros
El diputado socialista por A Coruña considera que la adjudicación es “sospechosa”, por el hecho de que Hércules de Armamento se creó ad hoc, con un capital social de 3.000 euros, que fue ampliado después en 100.000 euros y posteriormente en 500.000 con “dudosos préstamos”.

La surrealista aportación de una peluquería de señoras
“Alguna de las empresas que han aportado esa pseudofinanciación es una peluquería de señoras”, apunta el diputado socialista, que cree que “todo apunta a irregularidades”. Ciertamente lo de la peluquería es surrealista.

El ministro dice que todo es legal, pero no muestra el expediente
Morenés respondió a la interpelación del diputado por A Coruña defendiendo que el concurso fue “perfectamente hecho, de acuerdo con la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas”.

Pero el ministro no ha querido presentar a la oposición el pliego de condiciones ni el expediente de la concesión, a pesar de que el grupo socialista lo pidió en el Senado. “Se está ocultando la documentación referida a este contrato. Exigimos que el señor Morenés dé las explicaciones pertinentes”, ha afirmado Miguel Ángel Cortizo.

Denuncia ante Hacienda de fraude fiscal y falsedad documental
La actuación del PSOE no es la única alrededor de este caso. El comité de empresa de la Fábrica de Armas de A Coruña ha presentado una denuncia en Hacienda por presunto fraude fiscal y falsedad documental en la creación de la empresa Hércules de Armamento. Eso, añadido al recurso contencioso que presentó el grupo empresarial IFFE, que se presentó también al concurso.