Históricas por muchas razones, sí, estas elecciones municipales y autonómicas han sido las más importantes desde las primeras que se celebraron en esta democracia. El PP ha perdido casi 2,5 millones de votos (dos millones y medio, para escribirlo con todas sus letras) respecto el 2011 y el PSOE ha perdido más de medio millón de votos respecto a ese año, cuando Zapatero era Presidente y estábamos en plena crisis. En cómputo general, el resultado no es bueno para los socialistas, pero el súper castañazo de los populares tapa el mal dato del PSOE. El bipartidismo está oficialmente en crisis, pero estas elecciones son las primeras en casi 40 años de Democracia donde los grandes protagonistas son todas mujeres. Son las que han triunfado y las que han fracasado.

Carmena y Colau
Es curioso como un partido, Podemos, donde la presencia de mujeres en puestos de dirección y candidaturas es minoritario, ha hecho historia conquista las dos grandes ciudades españolas: Madrid y Barcelona. Carmena, una jueza jubilada de 62 años y desconocida hasta hace un mes, ha provocado la vitoria más amarga de Esperanza Aguirre, porque aunque la lideresa ha ganado (21 concejales frente a 20), es más que probable que sea alcaldesa de la capital gracias al PSOE.

Ada Colau, activista anti desahucios, vapuleada por los medios y los tertulianos de la derecha, ha derrotado a CiU. Casi nada. Y será la primera vez que Barcelona tenga a una mujer como alcaldesa.

Esperanza y Rosa Díez las gran derrotadas
La derrota también tiene cara y nombre de mujer. Las dos gran derrotadas han sido Esperanza Aguirre y Rosa Díez. Aguirre forzó a Rajoy a designarla candidata y se presentó como salvadora del PP, ella garantizaba la plaza de Madrid capital y perdió. Después de casi 20 años de victorias se va derrotada. Pero mientras Rosa Díez ha anunciado la convocatoria de un congreso extraordinario para elegir nueva dirección en UPyD, a la que ella no se presentará, Aguirre ha dicho que no se va y que se quedará como lideresa de la oposición.

Rita Barberá y Rudí
Batacazo monumental de Rita Barberá en el ayuntamiento de Valencia. Protagonista de mayorías absolutas arrolladoras, Barberá no se podrá despedir de la vida política con una gran victoria, sino más que probablemente no repetirá como alcaldesa dado que Compromís puede hacerse con la alcaldía con el apoyo del PSOE de la misma manera que el PSOE puede gobernar la Comunidad con el apoyo de Compromís.

Otra veterana del PP, de las del primer equipo de Aznar, Luisa Fernanda Rudi, no ha podido garantizar el Gobierno de Aragón. La izquierda ha ganado ampliamente en esta Comunidad y es otra de las gran derrotadas.

Teófila, también fuera después de 20 años
Lo mismo le ha ocurrido a Teófila Martínez en Cádiz. Allí llevaba 20 años gobernando con mayoría absoluta y ha perdido su hegemonía frente a "Por Cádiz sí se puede", liderado por el profesor de Historia José María González Santos, "Kichi", conocido también porque es pareja de la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez. De poco le va a servir a Teófila ser la lista más votada porque la izquierda está en condiciones de apearla de la Alcaldía.

Cospedal y Cifuentes
Cospedal compareció para proclamar que había ganado las elecciones, pero PSOE más Podemos suman mayoría absoluta por lo que es más que probable que no gobernará, lo que además la pone en una situación muy complicada para mantener la secretaría general del PP.

Por otra parte Cristina Cifuentes tampoco ha obtenido mayoría absoluta, pero tendría garantizado el Gobierno con Ciudadanos y esa es la razón por la que fue la única dirigente del PP que compareció ante los medios de comunicación sonriente y feliz.