Manuela Carmena ha comparecido al filo de las 12 de la noche, feliz. "Gracias a todos y cada uno de vosotros", ha dicho atribuyendo la victoria a la ciudadanía de Madrid. Tras criticar el "recuento infinito", ha subrayado que, a la espera del recuento definitivo, ha ganado "una mayoría por el cambio".

Manuela Carmena, la gran triunfadora de las municipales en Madrid, donde gobierna el PP desde hace 24 años, ha destacado este día como algo histórico. "Algún día lo recordaremos como algo especial y extraordinario", ha dicho para subrayar que en la campaña de Ahora Madrid "no se ha tirado de talonario" como hacen otros, sino que se ha construido con la "imaginación, la alegría y la creatividad" de un importante colectivo de ciudadanos que ansía cambiar su ciudad.

Aunque todavía no han ultimado la valoración de los resultados, dado que no son definitivos, ha querido hacer una importante reflexión relacionada con aquellos que han votado "lo de siempre". Carmene está dispuesta a "seducirles y demostrarles que el cambio vale la pena". "Lo vamos a hacer tan bien que los vamos a seducir", ha dicho convencida, y "dentro de unos años nos dirán qué razón teníais"

Su principal reto ahora es "conseguir que Madrid sea una ciudad decente y justa, pero también innovadora". Ha finalizado su intervención agradeciendo a todos los simpatizantes su apoyo: "La victoria es vuestra". El aplauso ha sido enorme y emocionante.



Carmona no será un obstáculo para el cambio
Por su parte, el cabeza de lista del PSOE, Antonio Miguel Carmona, ha asegurado en su comparecencia ante los medios que colaborará para lograr la "gobernabilidad" del Ayuntamiento. Ha comparecido en el Círculo de Bellas Artes arropado por algunos de los miembros de su candidatura y por el presidente de la gestora del PSM, Rafael Simancas. Carmona ha garantizado que su partido "no será una pierda insalvable" a la hora de lograr "la gobernabilidad y la responsabilidad de transformar la ciudad".

Carmona ha reconocido que "comienza un tiempo político distinto", ya que con su voto los ciudadanos "han planteado que se pone fin a las mayorías absolutas". Aún así, ha destacado que el PSOE "sigue jugando un papel de centralidad en la gobernabilidad del ayuntamiento" y ha dicho que "la lucha contra la corrupción seguirá siendo la bandera" de los concejales socialistas, que considerarán este asunto como "la línea roja que no podrá traspasar nadie".