Vista general del Valle de los Caídos. EFE/Archivo Vista general del Valle de los Caídos. EFE/Archivo



El PSOE se ha hartado del desprecio del Gobierno a la Ley de Memoria Histórica y al informe de expertos sobre el Valle de los Caídos y ha exigido en el Congreso que los restos del dictador Francisco Franco sean exhumados de aquel monumento "por dignidad democrática".

"El máximo exponente de un régimen totalitario no puede presidir un conjunto monumental que debe servir de homenaje a la memoria de todas las víctimas de la guerra", puede leerse en la proposición no de ley que han registrado los socialistas en la Cámara Baja.

"Dignidad democrática"
El PSOE exige al Gobierno la exhumación y traslado de los restos del dictador "por dignidad democrática" y aseguran que supondría "un gasto asumible". En su texto, los socialistas recuerdan que, según la Ley de Memoria Histórica, el Valle de los Caídos debe dejar de ser un lugar de tributo a los vencedores del levantamiento militar y convertirse "en un espacio de dignificación, honor y homenaje a todas las víctimas de los dos bandos de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura".

Inicio de gestiones
Un extremo incompatible con que los restos de Franco continúen sepultados allí, por lo que reclaman al Gobierno que emprenda las gestiones "ante la institución eclesiástica" para exhumar los restos de Francos y trasladarlos a donde crea oportuno la familia "o en su caso al que sea considerado digno y más adecuado".

"Gasto asumible"
Y por si acaso el Gobierno ya tiene preparada la versátil excusa de la crisis, el PSOE reconoce que la situación económica puede impedir transformar el Valle de los Caídos como recomendó la comisión de expertos, pero aseguran que "hay decisiones simbólicas y de ejecución sencilla" a las que están obligados "por dignidad democrática" y con "un gasto muy asumible".

Traslado de José Antonio
Según cuenta la Cadena Ser, la petición de los socialistas también proponer retirar de allí los restos de José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange, para que al menos dejen de ocupar "un sitio preeminente en la basílica en el que destaque sobre las demás víctimas", sin perjuicio de que puedan seguir en el conjunto monumental.