"Dictaminar si las firmas dubitadas han podido ser realizadas por el autor de las firmas indubitadas, no resulta técnicamente posible". Son palabras con las que vienen a arrancar las conclusiones del informe de la policía judicial al que ha tenido acceso ELPLURAL.COM y que, en su terminología técnica, lo que viene a decir es que tira la toalla, que es incapaz de decir si los visés que aparecen en los documentos de Bárcenas fueron, como él testificó, hechos por la mano de Álvaro Lapuerta, su jefe durante lustros en Génova, y que vendría a demostrar que esa 'contabilidad B' del PP era "oficial", y no un simple chanchullo que él llevaba.

Una última frase de las conclusiones que parece, sólo parece, gratuita
En estas conclusiones los autores informan al juez Pablo Ruz que estos visés que aparecen en los márgenes de las páginas "no contienen ningún elemento gráfico, letra o dibujo personalísimo, que permita identificar a su autor". Esto antes de concluir que las firmas que tienen en documentos con firmas indubitadas (documentos que se sabe con certeza que firmó Lapuerta en notarías y bancos), y los visés de los 'papeles de Bárcenas' no tienen "características estructurales que puedan ser cotejadas y comparadas en sus componentes esenciales".

Álvaro Lapuerta, cuyos visados y firmas están en la polémica / EFE-Archivo Álvaro Lapuerta, cuyos visados y firmas están en la polémica / EFE-Archivo



El informe aparece "impecable" en su redacción este sentido. Reconoce su incapacidad para determinar esas pruebas, y viene a decirle al juez Ruz que sólo la declaración del propio Lapuerta, que debiera producirse el próximo día 4 de noviembre. Pero justo en el último párrafo de sus conclusiones, y en la última frase de ese párrafo, deja caer un comentario de valor que, sin duda, puede convertirse en un argumento para utilizar por parte de la defensa del PP.., y de la fiscalía.

¿Insinúan los peritos que Bárcenas falsificó los visés?
"Por todo lo expuesto, dadas las características del tipo de firmas y al no existir ningún parámetro de comparación sobre el cual basar un cotejo -insisten los autores del informe en este último párrafo- no es posible atribuir a esta (Lapuerta), ni a ninguna otra persona, la autoría de las firmas litigiosas", y entonces los peritos dejan caer la frase sin razón ni justificación, y por tanto gratuita..., aparentemente: "debiéndose tener en cuenta -escriben-, que cualquiera, con un cierto dominio escritural, podría haberlas realizado de habérselo propuesto".

¿Qué quieren decir con esta frase los peritos? ¿Acaso que Bárcenas pudo haber falsificado los visados de las páginas? Esta simple insinuación, que ellos mismos dicen que es insostenible, sin duda no será dejado pasar por alto, como decimos, por la defensa del PP, o de otras partes que pudieran tener interés en desacreditar la validez de los papeles.

Una comisaria con contactos en el PP
Los peritos que han preparado el informe están adscritos a la Comisaría General de Policía Científica, en concreto a su Unidad Central de Criminalística. Quien manda esta Comisaría es Pilar Allué, una valenciana extraordinariamente bien vista en el PP. No por nada, su padre fue jefe de policía en Valencia con Juan Cotino, que fue el hombre con el que se reunió el Director General de Policía para buscar sugerencias para los nombramientos. Igualmente, la comisaria Allué es muy amiga de Rita Barberá, con quien tiene una gran relación personal. "En este caso de la Comisaría Científica -ha declarado irónico a ELPLURAL.COM una fuente sindical de la Policía- no han tenido que hacer como en la UDEF, cambiar en apenas un año y medio tres o cuatro comisarios hasta acertar, aquí dieron en el clavo a la primera".

Pilar Allué, con el ministro de Interior, el día de su nombramiento como comisaria de la Policía Científica Pilar Allué, con el ministro de Interior, el día de su nombramiento como comisaria de la Policía Científica



En fuentes cercanas a la acusación en el caso Bárcenas, han mostrado también a este periódico su extrañeza porque el juez no haya pedido los informes grafológicos a peritos independientes, en lugar a de a funcionarios que "al fin y al cabo tienen que redactar informes que podrían ir contra los intereses de sus jefes, un ministro que es miembro de la dirección nacional del PP, o a un Presidente de Gobierno que es también presidente del PP.., porque no hay que olvidar nunca, que el PP está al final de esta investigación, y no sólo Bárcenas".